Balón intragástrico ingerible

Métodos Endoscópicos
balondigerible_obescorporacion_alicante

Desde

2.990

  • Primera cita médica gratuita
  • Financiación hasta 60 meses
  • Cirujanos especializados
  • Atención personalizada
  • Más de 20 años de experiencia

VENTAJAS

  • Sin sedación .
  • El cuerpo lo elimina solo.
  • Efecto saciante sin tener que hacer dieta estricta.
  • Favorece un cambio de hábitos permanente.

INFORMACIÓN

  • Tiempo aproximado de la intervención: 1 hora
  • Tipo de Anestesia: General
  • Tiempo de Hospitalización: 1 noche
  • Recuperación: De 5 a 6 días

Balón intragástrico ingerible

Se trata de una nueva opción no quirúrgica, sin endoscopia digestiva, de bajo riesgo y alta efectividad destinada a perder entre 15-20 kilos aproximadamente en unos 4 meses. Su colocación consiste en que el paciente ingiere mediante tragar con ayuda de agua una cápsula que, una vez ubicada en la cavidad gástrica, se hincha y rellena de suero fisiológico y es ayuda temporal a sentirse saciado durante la ingesta de alimentos, lo que facilita la pérdida de peso.
Estudios realizados avalan pérdidas de exceso de peso del 37-40% inicial siguiendo las pautas del tratamiento indicado.

El implante, diseñado para la ingestión directa por parte del paciente, se ingiere a través de una cápsula que el paciente traga con agua y, una vez en el estómago, se llena de una solución hasta llegar a un volumen de 550-60cc de líquido estéril con el marcador azul de metileno.

¿En qué consiste?

El proceso de colocación se realiza bajo la tutela del equipo médico pero sin precisar una endoscopia.

De este modo, el balón ingerible, una vez inflado, rellenado y colocado en el estómago, proporciona una sensación de saciedad y falta de apetito que, junto al equipo multidisciplinar de la unidad formado, entre otros, por las diversas dietistas-nutricionistas, psicólogos y educadores físicos, ayuda a los pacientes a seguir un programa dietético que persigue modificar los hábitos alimenticios y personales de los pacientes durante todo el proceso de permanencia como en la fase de seguimiento.
Transcurridos los cuatro meses, el balón se deshace espontáneamente y se elimina sin riesgos al producirse un desintegrado de la silicona del mismo. Por eso tiene la denominación ingerible-digerible, ya que no requiere endoscopia para su extracción.