Características y duración del tratamiento con balón intragástrico
Globo Obalon para perder peso.
5 mayo, 2016
Qué es, cómo es la intervención, cuáles son los resultados y posibles complicaciones del Tubo gástrico
22 septiembre, 2016
Mostrar todos

Características y duración del tratamiento con balón intragástrico

El balón intragástrico: Duración y Características

  1. Balón intragástrico: ¿en qué consiste?
  2. ¿Cómo funciona y cuánto dura el balón intragástrico?
  3. ¿Para quién esta indicado el balón intragástrico?
  4. ¿Qué siente el paciente con un balón intragástrico?
  5. Características del balón intragástrico
  6. Efectos secundarios o complicaciones del balón intragástrico
  7. ¿Cómo se retira el balón intragástrico?
  8. Precio y consejos del cuerpo médico

 

1. Balón Intragástrico: ¿en qué consiste?

Lo primero que debemos saber sobre el balón intragástrico es que se trata de un método no quirúrgico que te ayudará a perder peso.

Una vez definido el tipo de método, el siguiente dato fundamental a saber del balón intragástrico es en qué consiste: un globo que se introduce, de forma endoscópica, por la boca del paciente, que se llena una vez introducido en el estómago con distintas soluciones que no requieren de anestesia general, ni causan dolor en el paciente.

 

2. ¿Cómo funciona y cuánto dura el balón intragástrico?

Desde Obes Corporación en Alicante planteamos el tratamiento de pérdida de peso a través del balón intragástrico en pacientes que necesiten una reducción de su peso de entre 15 y 25 kg. Este tratamiento puede prolongarse de 1 a 2 años, pero siempre de la mano de nuestros expertos médicos en cada una de las ramas y fases en las que se encuentra el paciente y el tratamiento.

De esta forma podemos diferenciar dos fases:

  1. La primera fase consiste en la implantación del balón, confirmación de la aceptación del cuerpo al método de pérdida de peso y seguimiento personalizado durante los primeros meses. En este tiempo es cuando el paciente requiere de un proceso de adaptación al balón intragástrico, tanto físico como psicológico. En Obes Corporación Alicante contamos con expertos profesionales que asesoran y atienden todas las dudas y consultas para la tranquilidad de los portadores del balón. Esta primera fase se prolonga durante los primeros 6-12 meses, dependiendo del caso y la eficacia del balón y la dieta personalizada.
  2. La segunda fase se inicia con la retirada de balón intragástrico y se prolonga durante los siguientes doces meses, con el objetivo de realizar un seguimiento al paciente y asegurar que se cumplen con los objetivos definidos al inicio del tratamiento mediante el método del balón intragástrico.

 

3. ¿Para quién esta indicado el balón intragástrico?

El balón intragástrico es un método para perder peso indicado para personas que cumplan las siguientes características:

  • Con un índice de masa corporal (IMC) de al menos 30, con cualquier altura.
  • Para quienes hayan intentado perder peso a través de otros métodos o dietas.
  • Para pacientes que necesiten perder entre 15 y 25 kg.
  • Pacientes candidatos a una cirugía pero con elevado riesgo en su paso ppor el quirófano.
  • Para personas concienciadas con la necesidad y con fuerza de voluntad suficiente como para iniciar el tratamiento.

 

4. ¿Qué siente el paciente de un balón intragástrico?

Lo que busca este método es generar sensación de saciedad en el paciente, lo que provoca menos apetito en quien lo porta, como un complemento, ayuda o mecanismo para hacer más eficiente la dieta asistida y recomendada por los expertos nutricionistas.

Las sensaciones del paciente no deben resumirse meramente a la repercusión física del balón intragástrico, sino que debemos extenderla a todos los aspectos implicados durante el tratamiento. Las sensaciones corporales son, sin duda, las más evidentes en un primer momento, pero cada paciente debe aceptar y acostumbrarse al hecho de que consiste en un método que puede prolongarse durante seis o doce meses, y en ocasiones más dependiendo de las necesidades de cada caso, y que por tanto conlleva cierto grado de adaptación, especialmente durante los primeros días.

El cuerpo sufre un cambio en su interior, y cada paciente experimenta sensaciones distintas, aunque siempre ajustadas a patrones de conducta comunes, frente a la dieta y a sus rutinas comunes diarias. Por eso es necesario que el paciente tenga muy claro, desde el principio, en qué consiste el tratamiento y dialogue de forma abierta con todo el equipo médico, desde el médico que le va a insertar el globo, pasando por el anestesista, nutricionista y, por supuesto, con el psicólogo, para que exista una concienciación clara y concreta de cara a iniciar el tratamiento y ser fuerte y consciente de cada nueva fase durante el tiempo que permanece el balón intragástrico en su estómago.

imagen: http://www.westmedical.com