Consejos para no dejar de hacer deporte en invierno
¿Ya te has fijado tus propósitos y metas para 2018? – OBES Corporación
10 enero, 2018
Ponte a punto para San Valentín
11 febrero, 2018
Mostrar todos

Consejos para no dejar de hacer deporte en invierno

En invierno… ¡Muévete!

En OBES Corporación somos unos grandes defensores de los beneficios del deporte. Practicar ejercicio de manera habitual, no sólo nos ayuda a vernos mejor por fuera si no que también nos aporta energía y positivismo para el resto de nuestras tareas diarias.

Aún así, sabemos que en invierno es más complicado mantener la constancia en el ejercicio. Aunque las inclemencias meteorológicas pueden a veces poner freno a la práctica deportiva, o impedir que los que estén animados se inicien en ella, existen herramientas que ayudan a combatir el mal tiempo.

En nuestro post de hoy os dejamos algunos consejos.

Tips para no dejar de hacer deporte en invierno

  • Vístete como una cebolla. Para salir a hacer deporte fuera lo mejor es que utilices varias capas, dependiendo del frío que haga. Lo habitual es vestirse cómo si el termómetro marcara 10 grados más de los que hace fuera. Al principio tendrás una sensación un poco de frío pero una vez te pongas a hacer ejercicio entrarás en calor.
  • Complementos imprescindibles. Protege la cabeza, las orejas, el cuello y las manos. Son zonas expuestas al frío que pueden hacer más incómodo nuestra práctica del deporte. Un gorro, unas orejeras, una braga de cuello y unos guantes harán que te sientas más cómodo. Respecto a los pies, nuestro objetivo es mantenerlos calientes. Para ello busca unas zapatillas impermeables, a ser posible de Gore-Tex y unos calcetines de invierno que permitan expulsar el sudor.
  • Calienta antes de salir. Es importante que calientes en el calor de tu casa para activar la circulación pero sin llegar a sudar. Puedes, por ejemplo, subir y bajar las escaleras o hacer algo de comba, siempre y cuando tengas espacio (¡no queremos que rompas nada!).
  • Cámbiate inmediatamente después. Desde el momento en el que paras de hacer ejercicio, tu temperatura corporal empieza a disminuir. Una vez hayas acabado tu ejercicio cámbiate inmediatamente de ropa (de pies a cabeza) para evitar resfriados. Si el pelo lo tienes húmedo ponte un gorro seco.