RINOPLASTIA O CIRUGÍA DE NARIZ

La rinoplastia, o cirugía de la nariz, tiene como objetivo buscar la armonía de la nariz con el resto del rostro, de formas que la nariz no destaque respecto al resto de componentes de la cara, ni viceversa.

Las técnicas para a Rinoplastia pueden ser muy variadas y, por eso, para ofrecer la rinoplastia adecuada en nuestro centro de Obes Corporación en Alicante, siempre se realiza un estudio de cada caso y de cara nariz en particular para aplicar la solución más adecuada y armónica con el resto del rostro.

 

En qué consiste la rinoplastia o cirugía de la nariz

La rinoplastia o la cirugía de nariz consiste en moldear la figura y la forma de la nariz de forma que se consigan varios objetivos: armonizar y conseguir una simetría en todo el rostro en su conjunto, mientras se corrigen algunos errores que pueden llegar a dificultar, incluso, la respiración del paciente. La rinoplastia, o cirugía de la nariz, no debe asumirse como una simple adaptación del criterio del paciente, sino que debe mantener siempre ciertos criterios de seguridad y salud, tales como que la intervención sobre la nariz asegure el correcto desempeño de su actividad respiratoria.

No existe edad para someterse a una intervención de rinoplastia o cirugía de la nariz, aunque sí existe una recomendación universal: los más jóvenes deben esperar hasta una edad cercana a la mayoría de edad para iniciar los trámites con el cirujano.

 

Procedimiento en una rinoplastia o cirugía de la nariz

Una intervención de rinoplastia no comienza el mismo día de la intervención. Varias semanas antes debe haber una comunicación constante con el cirujano que va a intervenir la nariz para que le aconseje en las medidas a seguir antes de que llegue el día de la operación.

Entre las recomendaciones previas más destacadas está, como no podía ser de otra forma, llevar una vida saludable

¿Qué implica llevar una vida saludable antes de una rinoplastia (operación de la nariz)? Llevar cuidado con la dieta, con los alimentos y bebidas que injerimos, así como con alguno de los medicamentos habituales en su día a día, para confirmar que no se produce ningún tipo de incompatibilidad durante la intervención.

El proceso de recuperación de una operación de la nariz culmina acabo de unas semanas (2-3), siguiendo los consejos del doctor, que impidan el contacto con el tabique, las fosas nasales, la presión de cualquier prenda al pasar por el rostro y cualquier otra rutina diaria que debamos evitar de forma voluntaria para no dañar ni perjudicar os resultados de la cirugía de la nariz.

 

 

  • Tiempo aproximado de la intervención: 2 horas
  • Tipo de Anestesia: Puede ser local o general
  • Tiempo de Hospitalización: 1 noche
  • Recuperación: De 9 a 12 días