ABDOMINOPLASTIA MASCULINA

La técnica consiste en la resección de grasa y piel, realizando al mismo tiempo el tensado de los músculos abdominales.

La intervención sólo deja una cicatriz suprapúbica fácilmente ocultable.

 

Objetivo de la abdominoplastia

El principal fin de la abdominoplastia es dar respuesta y solución a los problemas de piel suelta, colgante, flácida o grasa tras una pérdida de peso significativa.

Como en todos los casos, la abdominiplastia para hombres también debe de superar una fase de diálogo con el cirujano, de tal forma que queden perfectamente delimitados los objetivos de la intervención, así como las expectativas del paciente, así como hacerle entender sus posibles efectos secundarios y la fase de recuperación de la abdominoplastia.

 

Recuperación y consejos tras una abdominoplastia masculina

Tanto si eres un hombre como una mujer, debes tener en cuenta una serie de consejos que te ayuden a superar con satisfacción el proceso de recuperación tras una abdominoplastia. Es por ello que el doctor siempre aconsejará evitar rozaduras de ningún tipo, movimientos que fuercen el abdomen (tales como agacharse o estirarse para recoger / coger cualquier objeto).

Una de las recomendaciones más básicas y sencillas tras una operación de abdominoplasta, es dormir boca arriba. A veces de manera inconsciente realizamos movimientos que pueden dañar la intervención, y es por ello que cualquier mínima rutina debe estar consensuada con el doctor, para que el proceso de recuperación de la abdominoplastia sea lo más rápido y efectivo posible.

 

Principales características de la abdominoplastia masculina (para hombres)

  • Tiempo aproximado de la intervención: 2 horas
  • Tipo de Anestesia: General
  • Tiempo de Hospitalización: 1 noche
  • Recuperación: De 7 a 10 días