Aumento de pecho y deporte. ¿Se puede hacer spinning o running tras una operación de aumento de mama?
Mostrar todos

Aumento de pecho y deporte. ¿Se puede hacer spinning o running tras una operación de aumento de mama?

¿Puedo practicar deporte tras una operación de aumento de pecho? ¿Hay algún deporte contraindicado? ¿Cuánto debo esperar para practicar running, spinning o fitness? Muchas mujeres que practican deporte de manera habitual se plantean estas preguntas a la hora de realizarse una operación de aumento de mama.& ¿Te preocupa tener que renunciar a tu deporte favorito tras colocarte un implante mamario? Puedes estar tranquila, ya que la mamoplastia para aumentar el pecho y el deporte son perfectamente compatibles, siempre que se tomen las precauciones lógicas durante el posoperatorio.

 

 

El tiempo que deberás esperar para hacer deporte después de la operación de aumento de pecho dependerá mucho del tipo y tamaño de implante que te coloques y de la disciplina que practiques. No es lo mismo hacer running, spinning o fitness, ya que cada deporte tiene un impacto distinto en la zona pectoral. Lo mejor es dejarte guiar siempre por las recomendaciones de tu cirujano, que es el que evaluará cómo está tu pecho tras la operación y cuándo está preparado para someterlo a cada práctica deportiva. Aquí van unas pautas generales, para que te hagas una idea.

Cuándo podré practicar deporte tras el aumento de pecho

La operación de aumento de pecho es una intervención que se realiza en una o dos horas, con anestesia general. El tiempo de ingreso es de apenas 24 horas. Durante la primera semana, se recomienda hacer un reposo funcional. No es necesario permanecer tumbada todo el día, pero sí evitar movimientos bruscos y cargar peso. Tras estos primeros 7 días, se retiran los puntos y podrás incorporarte completamente a tu vida laboral y social. No obstante, se recomienda dejar pasar al menos tres o cuatro semanas para empezar a realizar ejercicio físico, comenzando siempre por rutinas de bajo impacto y que no tengan repercusión directa sobre la zona pectoral. Puedes comenzar por ejercitar el tren inferior y centrarte en rutinas como correr en cinta o hacer bicicleta estática a un ritmo moderado. También puedes apostar por rutinas de poca intensidad como el yoga o el pilates. Cuando haya pasado un mes de la operación, siempre bajo supervisión médica, podrás empezar a practicar otros deportes como el spinning. Para los deportes de mayor impacto, como el running o la musculación, es mejor esperar hasta pasados los dos meses y seguir al pie de la letra las recomendaciones del cirujano.

¿Puedo practicar deporte con prótesis submusculares?

Si practicas deportes de alto impacto y de manera intensiva, deberás tenerlo en cuenta a la hora de elegir el tipo de implante mamario y, sobre todo, su colocación. Existen implantes submusculares, subglandulares y subfasciales. Todos son compatibles con la práctica de deporte, pero para la práctica intensiva o profesional de deportes con impacto en la zona pectoral, se recomienda optar por los dos primeros, para evitar posibles complicaciones. Como ves, no hay ningún problema con practicar deporte tras colocarse implantes de pecho. Respecto a cuándo, no hay una única respuesta. Depende, fundamentalmente, del tipo de deporte y de la evolución del proceso de recuperación de cada persona.

Aumento de pecho y deporte: cada disciplina a su tiempo

Para que te hagas una idea de cuándo podrás calzarte las zapatillas y practicar tu deporte favorito tras el aumento de pecho, aquí tienes unas orientaciones generales para cada tipo de disciplina. Recuerda que cada caso particular es distinto y que siempre debes dejarte guiar por tu médico.

– Spinning después del aumento de senos: El spinning es una práctica deportiva intensa, pero que no tiene un alto impacto en la zona pectoral, por lo que podrás empezar a practicarlo un mes después de la operación.

– Running con implantes mamarios: El running sí es una práctica deportiva con impacto en la zona pectoral. Deberás frenar tus ganas de lanzarte a correr hasta que pasen dos meses de la operación, siempre que tu médico te dé permiso. Además, es fundamental que uses siempre un buen sujetador deportivo.

– Aumento de pecho y fitness: Los ejercicios de fitness que implican el trabajo del tren superior no deben empezar a practicarse hasta pasado un mes y medio de la operación. Si realizas ejercicios de musculación de intensidad y con frecuencia, debes tenerlo en cuenta a la hora de elegir el tipo de implante mamario, ya que los subfasciales o subglandulares suelen ser los más recomendados en estos casos, por delante de los submusculares.

– El tenis y el pádel tras la mamoplastia: Antes de coger la raqueta, es preferible que esperes dos meses tras la operación de aumento de pecho.

– Aumento de senos y natación: En el caso de la natación, lo importante es esperar a que la cicatrización sea completa, para que no surjan complicaciones al contacto con el agua de la piscina. Generalmente, es perfectamente factible volver a nadar pasado un mes y medio de la operación. Bailar con prótesis mamarias: Las disciplinas de baile o baile deportivo, como la Zumba, pueden empezar a retomarse de forma gradual al mes de la operación.

– Deportes de contacto e implantes: Para el boxeo y sus variantes, es mejor que esperes dos meses tras la operación. Contacta con nuestro equipo médico especializado en mamoplastia de aumento y te informará de todo en una cita médica sin compromiso.