Cambiando hábitos-capitulo II - Obes Corporación
cambiando hábitos
Cambiando hábitos-Capítulo I
21 marzo, 2017
Cómo llevar una dieta sana este verano
26 julio, 2017
Mostrar todos

Cambiando hábitos-capitulo II

Cambiando hábitos-capitulo II

Vamos a ver que  hábitos alimentarios deberíamos revisar antes de cualquier tratamiento destinado a la pérdida de peso, ya sea una simple dieta o tratamientos mas complejos como la implantación de un balón intragástrico, método pose, reducción de estómago..etc

Con la revisión y cambios de estos hábitos nos aseguraremos del éxito de la intervención a largo plazo.

Cuántas veces comemos al día?

Muchos de nosotros llevamos irregularidad en nuestras comidas, ya sea por horarios complicados de trabajo, por pereza o por poca previsión. Es imprescindible comer 4-5 veces al día para mantener los niveles de energía altos por un lado, y por otro no llegar hambrientos y ansiosos a la siguiente comida y engullir más cantidad de la que deberíamos.Revisar los alimentos que estamos incluyendo en nuestra dieta.

Comemos frutas, verduras, legumbres, carnes o pescado regularmente? Nos excedemos con las grasas o fritos? Comemos alimentos demasiado procesados con alto contenido graso y de azúcar? Consumimos bollería industrial? De la mano del nutricionista podemos organizar las comidas y nutrientes dependiendo de nuestra actividad diaria asegurándonos variedad y calidad.

Comer conscientemente.

Es muy común en nuestra forma de comer picotear antes de las comidas, compartir primeros platos antes del plato principal. Si nos fijamos muchos de nosotros conversamos mientras picamos y ni siquiera llevamos la cuenta de todo lo que estamos comiendo. Perdemos el control innumerables veces de las cantidades y ni siquiera nos paramos a pensar qué estamos llevándonos a la boca. Sería bueno tener nuestro plato, con la cantidad de comida que vamos a comer antes de empezar. De esta manera tenemos el control. Somos conscientes de lo que comemos.

Engullo o mastico?: Otra faceta de comer conscientemente es comer despacio, saboreando, masticando los alimentos sin prisa. De esta manera ayudamos a la digestión y nos da tiempo a sentirnos saciados con los alimentos que hemos ingerido.

 

 

Las casillas marcadas con * son campos obligatorios