Decálogo para llevar una Dieta Mediterránea - Obes Corporación
Decálogo para llevar una Dieta Mediterránea
Grasas Buenas
¿Sabes realmente cuáles son las grasas buenas?
8 agosto, 2017
Cosas que debes hacer antes de empezar la dieta
27 diciembre, 2017
Mostrar todos

Decálogo para llevar una Dieta Mediterránea

Dietas nutrición

Decálogo para llevar una Dieta Mediterránea

La Dieta Mediterránea es una valiosa herencia cultural que representa mucho más que una simple pauta nutricional, rica y saludable. Es un estilo de vida equilibrado que recoge recetas, formas de cocinar, celebraciones, costumbres, productos típicos y actividades humanas diversas. Por eso, desde OBES Corporación te animamos a que sigas y te unas a este modelo vida para conseguir una buena salud, a través de un estilo de vida saludable, basado en una sana alimentación.

Decálogo de la Dieta Mediterránea

  1. Utilzar el aceite de oliva. Es el aceite más utilizado en la cocina mediterránea. Es un alimento rico en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos monoinsaturados que le confieren propiedades cardioprotectoras.
    2. Consumir alimentos de origen vegetal en abundancia. Las verduras, hortalizas y frutas son la principal fuente de vitaminas, minerales y fibra de nuestra dieta y nos aportan al mismo tiempo, una gran cantidad de agua. Es fundamental consumir 5 raciones de fruta y verdura a diario.
    3. Consumir diariamente productos lácteos: yogur y quesos. Nutricionalmente se debe destacar que los productos lácteos como excelentes fuentes de proteínas de alto valor biológico, minerales (calcio, fósforo, etc) y vitaminas.
    4. Los alimentos poco procesados, frescos y de temporada son los más adecuados.
    5. El consumo diario de pasta, arroz y cereales es indispensable por su composición rica en carbohidratos. Nos aportan una parte importante de energía necesaria para nuestras actividades diarias.
    6. La carne roja se tendría que consumir con moderación, y si puede ser como parte de guisos y otras recetas.
    7. Consumir pescado en abundancia y huevos con moderación.
    8. La fruta fresca debería ser el postre habitual.
    9. El agua es fundamental en nuestra dieta. El vino es un alimento tradicional en la dieta mediterránea que puede tener efectos beneficiosos para la salud consumiéndolo con moderación y en el contexto de una dieta equilibrada.
    10. Mantenerse físicamente activo y realizar cada día un ejercicio físico adaptado a nuestras capacidades es muy importante para conservar una buena salud.