El efecto RIPPLING tras una cirugía de pecho: qué es y cómo solucionarlo
Otoplastia Ninos
¿Es conveniente realizar una otoplastia en niños?
22 noviembre, 2017
OBES Corporación: la importancia de elegir bien tu clínica
6 diciembre, 2017
Mostrar todos

El efecto RIPPLING tras una cirugía de pecho: qué es y cómo solucionarlo

Rippling OBES Corporación

Cirugía Aumento de Pecho OBES Corporación

Sin duda, la operación de aumento de pecho es la cirugía estética más demandada en OBES Corporación y, en general, en nuestro país.

Durante los años de experiencia de nuestra clínica OBES Corporación en la ciudad de Alicante, siempre hemos apostado por informar a los clientes de una manera clara de los pro y contra de la intervención quirúrgica a la que quiera someterse. Aunque dichos efectos secundarios que pueden darse no sean graves, no afecten a la salud y se trate sólo de una cuestión meramente estética.

¿Qué es el efecto Rippling?

Llamamos efecto Rippling a unas arrugas, ondulaciones o pliegues en la superficie de la piel del pecho (puede ser en el lateral o en el escote) que pueden aparecer tras una operación de aumento de pecho. .

Para evitarlo, es fundamental un estudio inicial por parte del equipo médico que tenga en cuenta la complexión de la paciente y los implantes que va a colocar de tal forma que estos queden colocados y ajustados de la forma exacta para evitar el efecto rippling. A veces, se coloca una prótesis más ancha que lo que correspondería a la paciente en función de su complexión y tamaño de su pecho que hace que posteriormente se generen estas arrugas y pliegues.

Para solucionar esto es necesario realizar una evaluación muy exhaustiva de la paciente antes de la operación en la que el cirujano determine bien todos los aspectos de la operación.

¿Qué debe tener en cuenta el cirujano antes de la operación de aumento de mama?

  • Complexión de la paciente: si es muy delgada tendrá menos grasa y es más fácil que el efecto rippling pueda aparecerle sobre todo si su índice de masa corporal no llega a 17.
    – Cuanta más grasa envuelva el implante, menor riesgo de rippling existe. Por ello, será importante que el implante quede colocado debajo del músculo pectoral.
    La cohesividad de los implantes. Si son anatómicos (cohesivo III) serán más densas y menos propensas a provocar pliegues y arrugas.
    – Si el motivo por el que la paciente se somete a un aumento de pecho es que su pecho está caído (mastopexia), también es más probable que surja el rippling y el cirujano deberá tenerlo en cuenta para evitarlo.

¿Qué podemos hacer si ya ha aparecido el efecto Rippling?

Una vez que el efecto rippling ya está presente, deberá ser revisado por el especialista y es posible que se solucione con una nueva cirugía que nos permita recambiar las prótesis actuales por otras nuevas más anatómicas y de mayor cohesividad y densidad debajo del músculo pectoral.

A veces también se utiliza grasa de la propia paciente y se realiza un tratamiento de lipofilling o lo que es lo mismo, obtención de grasa de la propia paciente de otras zonas de su cuerpo y su correcta aplicación para evitar la reabsorción de la grasa implantada.