Personal Coach para la pérdida de peso

Seguimiento de la Obesidad
entrenador coach

  • Atención personalizada
  • Seguimiento semanal durante 2 años
  • Más de 20 años de experiencia

Deporte guiado en tratamientos de pérdida de peso

El deporte forma parte de los tratamientos de pérdida de peso como un factor relevante para evitar efectos rebote y garantizar la pérdida del exceso de peso a largo plazo. Obes Corporación ofrece este asesoramiento como parte del seguimiento semanal durante dos años que debe acompañar todo tratamiento de la obesidad para garantizar los resultados esperados. En caso de acudir  a su propio gimnasio o a un entrenador personal independiente los especialistas de la clínica pueden ponerse en contacto con estos para indicarles las pautas básicas para no dañar los dispositivos colocados o las modificaciones estomacales realizadas.

Todos los pacientes deben esperar un tiempo antes de empezar con el ejercicio físico intenso ya que muchos comienzan con dietas liquidas y necesitan de una recuperación de las cicatrices y modificaciones realizadas. Es importante empezar con la vida activa cuanto antes por lo que mientras dura la recuperación se deben realizar paseos diarios de mínimo media hora con lo que ir aumentando progresivamente distancia y velocidad. Los ejercicios de mayor intensidad se introducen progresivamente siguiendo las indicaciones de su médico y su entrenador personal que valoraran su estado y su rendimiento físico.

El objetivo es convertir el ejercicio físico en una rutina habitual del paciente que se amolde a sus necesidades y preferencias. El tipo de ejercicio varía en función del paciente pero orientativamente se indican las sesiones de 60 minutos un mínimo de 3 veces a la semana que combinen la actividad cardiovascular con ejercicios de fuerza (tonificación).

El deporte favorece la producción de feromonas, endorfinas y serotonina que produce sensación de bienestar que antes el paciente podía encontrar en la comida por lo que ayuda a reducir el hambre excesiva. Además marcar un horario de entrenamiento ayuda a regular los horarios de comidas ya que el cuerpo se adapta a una rutina.

Tipos de ejercicios

El ejercicio físico se clásica en tres áreas de activación según el trabajo que partes del cuerpo se trabajan y como.

Ejercicios cardiovasculares  (aeróbico)

El ejercicio de cardio trabaja fundamentalmente la resistencia cardíaca mediante la aceleración de la actividad corporal. Este tipo de ejercicios favorecen el aumento de energía y a tener un buen descanso además de ayudar a liberar endorfinas, inhibidoras del dolor. Además ayuda a fortalecer el musculo del corazón, regular las funciones pulmonares y mejorar la densidad ósea.

Los pacientes de cirugía bariátrica comienzan con este tipo de ejercicio caminando para evitar futuras lesiones y comenzar a preparar el cuerpo para actividades más vigorosas. Algunas de las actividades más practicadas son: aquagym, elíptica, ciclismo, running, etc.

Entrenamiento de fuerza (anaeróbico)

Trabaja sobre la masa muscular ayudando a mantenerla o incrementarla y a reducir la masa magra  o grasa. El aumento de masa muscular favorece la aceleración del metabolismo que permite una mayor quema de energía en estado de reposo.

Es importante para pacientes de cirugía bariátrica introducir estos ejercicios de manera progresiva comenzando por cargas muy bajas con muchas repeticiones para evitar lesiones y favorecer la recuperación.

Flexibilidad

Trabaja sobre las articulaciones y músculos del cuerpo para mantener su buen estado. Estos ejercicios son importantes ya que ayudan a prevenir lesiones provocadas por otras actividades.

Toda sesión de entrenamiento debe contar con una parte de calentamiento y otra de enfriamiento para evitar sobrecargar el corazón y los músculos activado la circulación sanguínea.

Piel colgante después de un tratamiento de obesidad

Esta piel de aspecto blando se debe al estiramiento de la piel por el aumento de peso que queda vacía al perder materia grasa. Tiene apariencia de pliegues y de quedar de modo colgante. Para evitarse debe aumentar la masa muscular mediante ejercicio físico de tonificación o fuerza para ocupar los espacios vacíos debajo de la piel.

Normalmente los pacientes mejoran su aspecto con la práctica de deporte de manera regular, únicamente un 20% de los pacientes debe someterse a una cirugía que permita eliminar la piel sobrante y recuperar su apariencia normal.

Deporte después de una reducción de estómago

Comenzar a hacer ejercicio físico tras una reducción de estómago puede resultar complicado para los pacientes que no estaban acostumbrados antes del tratamiento. Es importante recordar la importancia de acelerar el metabolismo para lograr el éxito del tratamiento en la pérdida del exceso de peso. Una vez que la persona se adapta a los nuevos hábitos de vida saludable comienza a ver resultados lo que le motiva a continuar introduciendo nuevos ejercicios y a seguir con este nuevo modelo de vida.

Las operaciones de reducción de estómago pueden implicar varios problemas digestivos por ello es importante consultar con su especialista los ejercicios adecuados para no agravar algunas patologías como el estreñimiento o  el síndrome de Dumping.

Las reducciones de estómago engloban tratamientos endoscópicos y cirugías bariátricas, en este apartado se hace referencia a aquellos tratamientos ofrecidos por Obes Corporación: Bypass Y en Roux, manga gástrica, método POSE y método APOLLO.

Podemos dividir el año post operatorio en varios cuatrimestres para orientarnos un poco sobre la introducción de nuevos ejercicios según su impacto e intensidad ya que el paciente comienza con una dieta líquida y con el cuerpo en proceso de una recuperación post cirugía.

 

Primer cuatrimestre (Activación)

La primeras semanas es normal sentir agotamiento debido a la reducción drástica de calorías, esta fatiga remite pasadas unas semanas y se recupera la energía normal anterior al tratamiento. Para facilitar esta recuperación de la energía normal debe comenzar a activar el cuerpo con ejercicios suaves que no pongan en peligro la buena recuperación de la intervención y de los puntos.

Normalmente se empieza por caminar todos los días un mínimo de 30 minutos a un ritmo suave para ir aumentando distancia y velocidad progresivamente según se encuentre preparado el paciente.

 

Segundo cuatrimestre (Tonificación)

Es importante comenzar a introducir nuevos ejercicios que tengan una mayor activación física que impliquen una parte de tonificación muscular para evitar tener una piel colgante y la aparición de estrías debido a la pérdida de peso.

Algunas actividades recomendables en esta fase tras la recuperación total de los puntos son: ciclismo o spinning, zumba, natación, clases rítmicas, yoga, Pilates, GAP etc.

 

Tercer cuatrimestre (Intensidad)

La pérdida del exceso de peso ya es bastante notable y eso facilita poder realizar más actividades físicas además de ayudar a mantener una buena motivación para continuar con el cambio de hábitos que ha iniciado el paciente.

Se puede aumentar la intensidad de los ejercicios iniciados además incorporar mayores cargas a las actividades de tonificación.

Balón gástrico y ejercicio físico

El paciente no tiene porque notar la presencia del balón al realizar ejercicio durante el tiempo que lo lleva en el estómago aunque puede notar ciertas molestias estomacales durante los primeros días ya que el cuerpo debe adaptarse a la presencia de un cuerpo externo. En algunos casos se ha observado que el paciente puede notar molestias mientras realiza actividades de elevado impacto e intensidad como running o saltar.

Para este tratamiento están indicadas aquellas actividades de bajo impacto con la supervisión de un especialista para evitar dañar el balón.  Tras retirar el balón debe continuar practicando actividad física regular que garantice el éxito de pérdida de peso a largo plazo y evitar efecto rebote.

Las primeras semanas comienza a caminar diariamente para empezar a condicionar al cuerpo y a convertirse en un hábito. Su entrenador personal introducirá nuevos ejercicios de manera progresiva según las necesidades del paciente. Siempre debe combinar ejercicios de fuerza con cardiovasculares para favorecer la pérdida de peso y evitar el efecto de piel colgante.

Método ASPIRE y deporte

La válvula colocada en un tratamiento de método ASPIRE no tiene por qué limitar el ejercicio físico aunque debe tener especial cuidado en la limpieza de la zona tras hacer deporte para evitar infecciones.

Algunos deportes no están recomendados debido a la presencia del dispositivo como son la apnea y el buceo de profundidad.

Banda Gástrica y deporte

En este tratamiento se recomienda esperar 3 semanas a que el cuerpo se adapte a la presencia de la banda como objeto externo. Durante ese tiempo se mantienen los paseos diarios recomendados que empiecen a preparar al organismo para ejercicios de mayor intensidad.

Debe seguir las pautas de su entrenador personal para evitar dañar la banda y la válvula aunque estas no son impedimento para realizar todo tipo de ejercicios.

Conoce otros métodos de tratamiento relacionados con la obesidad que se practican en Obes Corporación:

Manga Gástrica

Balón Gástrico

Bypass Gástrico

Método ASPIRE

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de privacidad.