Microinjertos capilares con FUE

PRP Tratamiento Caída del cabello

  • Primera cita médica gratuita
  • Seguimiento por su equipo médico durante 1 año
  • Cirujanos especializados en microinjertos capilares
  • Material quirúrgico más avanzado en su tecnología
  • Posibilidad de financiación

ASPECTOS POSITIVOS DE LOS MICROINJERTOS

  • Indicado para alopecias de grado moderado
  • No deja cicatriz y no necesita suturas
  • Post-operatorio más corto que otras técnicas de injerto capilar
  • Técnica de transplante mejor valorada por mujeres
  • Resultado aspecto totalmente natural

FICHA TÉCNICA DEL TRATAMIENTO

  • Tiempo aproximado de la intervención: de 7 a 8 horas Aprox. dependerá del número de unidades foliculares que se quiera implantar.
  • Tipo de Anestesia: local
  • Tiempo de Hospitalización: no necesaria
  • Recuperación laboral y social: en 10 días.
  • Teléfono de Urgencias para el paciente disponible 24h

En qué consiste, cómo funcionan los microinjertos capilares

Esta técnica de microinjerto capilar consiste en la extracción de unidades foliculares uno por uno, cada una pude contener entre 1y 5 pelos, de una zona poblada (zona donante) y se implantan en la zona deseada (zona receptora).

Normalmente las zonas donantes se encuentran en la parte posterior y a los lados de la cabeza (zona parietal), su médico debe valorar cuantas unidades foliculares podrán extraerse de estas zonas ya que  hay no debe dejarse una nueva zona despoblada. Comienzan a aparecer resultados visibles a partir de los 3 meses del tratamiento y tras 9 meses se puede observar su apariencia natural definitiva, por ello es tan importante el seguimiento a largo plazo del paciente para garantizar el resultado deseado.

Para potenciar el crecimiento del cabello y estimular la formación de elastina, ácido hialurónico y colágeno en la zona capilar se recomienda acompañar el tratamiento con una sesión de PRP (Plasma rico en plaquetas). Este tratamiento consiste en  la inyección de plasma rico en factores de crecimiento localizados en las plaquetas del paciente que anteriormente le han extraído en un tubo de sangre.

También se ha observado como los tratamientos de mesoterapia pueden favorecer la regeneración del tejido capilar  acelerando su recuperación.

Pacientes indicados para un tratamiento capilar

Esta técnica se recomienda en pacientes con una alopecia leve o moderada con pérdidas del cabello no muy difusas en zonas poco extensas como la barba, cicatrices, alopecia areata, etc.

Debe tener en cuenta que necesita una zona donante para realizar el tratamiento y debe valorarse su adecuado espesor de cabello para extraer unidades foliculares.

Puede existir algunos factores que complique este tipo de tratamiento y debe valorarlos adecuadamente un especialista como por ejemplo la finura del cabello, el rizado del cabello, el pelo canoso, la adherencia de las unidades foliculares, presencia de cicatrices, etc.

 

Contraindicaciones, para quién no está indicado:

  • Diabetes
  • Hipertensión
  • VIH
  • VHC
  • Afecciones en el cuero cabelludo
  • Problemas de cicatrización

Paso a paso de la implantología capilar con FUE

  1. Primera consulta médica gratuita: puedes solicitarla en nuestro formulario de contacto.

2. Pre-tratamiento:

El primer paso es realizar un estudio profesional y personalizado del paciente, sobre la densidad y posibilidades de extracción, y  diseñar la zona receptora y seleccionar el área donante. Es importante en esta fase de diseño que el equipo médico respete la angulación de cada pelo de área trasplantada para que estos crezcan en el ángulo correcto y consigan una apariencia natural.

No se recomienda fumar los dos días anteriores a su cita para la intervención para disminuir el riesgo cardiovascular y no ingerir alcohol al menos una semana antes ya que puede aumentar el sangrado.

El día de la intervención debe lavarse el cabello con su champú habitual pero debe evitar usar lociones o fijadores para evitar infecciones posteriores.

Se aconseja acudir el día de la intervención con ropa cómoda que pueda abrirse por la parte delantera como camisas para evitar el contacto de estas prendas con el cuero cabelludo después del tratamiento.

 

3. Tratamiento

Primero se rasura la zona donante para acceder fácilmente a las unidades foliculares que serán extraídas, el cabello debe quedar de un 1mm de largo aprox., después se marcan aquellas zonas receptoras donde se hará el implante. Bajo anestesia local se realizan pequeñas incisiones con el micropunch, de entre 0.8 y 1.0 milímetros de diámetro, en la zona donante respetando el ángulo de inclinación del cabello para no dañar los folículos y mantener su calidad. Se extraen las unidades foliculares y comienzan a injertarse en las zonas despobladas siguiendo la orientación natural del cabello.

Tras la extracción las unidades capilares, estas se analizan antes de su injerto para contabilizar los cabellos que contienen y se agrupan en función del tiempo de extracción para injertar primero las primeras unidades extraídas y garantizar su calidad.  Para mantener su calidad es importante mantener este tejido vivo, por ello en esta fase de análisis se conservan in vitro a bajas temperaturas y con un nivel de humedad controlado.

No se debe hacer un sobre extracción de las unidades foliculares, es decir, no debe extraerse más del 35% de unidades capilares por centímetro cuadrado del área donante para que no aparezcan zonas clareadas o calvas.

 

4. Post-tratamiento

Se recomienda organizar la vuelta a casa acompañado ya que puede sentir cierta somnolencia tras la intervención además de evitar el consumo de tabaco las semanas siguientes al tratamiento para evitar alteraciones en el flujo sanguíneo que puedan afectar a los folículos implantados.

En las primeras 72 horas las pequeñas cicatrices ya se encuentran totalmente cerradas y en un máximo de 10 días el paciente ya puede incorporarse con normalidad a la vida social y laboral aunque en 20 días posteriores al tratamiento no debe realizar esfuerzos físicos para asegurar su total recuperación.

Los primeros dos días el paciente debe permanecer en reposo para evitar posibles complicaciones y favorecer la cicatrización siempre siguiendo las instrucciones de su médico. Es posible que surjan ciertas molestias que remiten a los pocos días como escozor y picor en las zonas tratadas.

Obes Corporación realiza un seguimiento personalizado del paciente durante 1 AÑO para garantizar la seguridad del tratamiento y los resultados deseados.

Riesgos y efectos secundarios

No son habituales ya que este tratamiento se considera mínimamente invasivo aunque al igual que en cualquier cirugía pueden aparecer dificultades en la cicatrización o la anestesia como:

  • Infección. Se trata habitualmente con antibióticos.
  • No es muy frecuente.
  • Mareos
  • Dolor de cabeza
  • Depresión

Existe la posibilidad de que se produzca dolor crónico en las zonas tratadas aunque es una complicación muy poco frecuente.

También se ha observado en casos aislados la aparición de reacciones alérgicas a las suturas utilizadas (caso de técnica FUSS) o a los preparados para la piel que se utilizan para curar la zona.

Es posible que surjan ciertas molestias que remiten a los pocos días como escozor y picor, endemas o parestesia.

Preguntas frecuentes

Las estaciones o épocas del año no influyen en los resultados del tratamiento por lo que no hay una época ideal. Sí que es cierto que la mayoría  de pacientes aprovecha las épocas vacacionales para realizar el tratamiento y así poder disimular en la vida laboral y social las marcas o cicatrices que se encuentran visibles los primeros días. Debe recordar que tras la intervención no le puede dar el sol directamente y que no podrá bañarse en piscinas ni playas asique quizás deba plantearse otras épocas del año si desea disfrutar plenamente de sus vacaciones de verano.

La técnica FUE necesita de un rapado de las zonas donantes y receptoras para acceder fácilmente a las unidades capilares y realizar el tratamiento con éxito, pero se pueden utilizar cortinillas de cabello para disimular las zonas rapadas. En el caso del método FUSS no requiere de un rapado pero si se extrae un tira de cuero cabelludo que deja una marca visible pero es disimulable si el cabello de la zona es largo hasta que esta zona vuelva a crecer.

No es un tratamiento doloroso ya que se realiza bajo una anestesia local aunque depende del paciente pueden aparecer ciertas molestias tras la intervención que deben ser tratadas de manera individual con su médico.

No es un impedimento para realizar este tipo de tratamientos aunque su médico debe valorar su importancia para la viabilidad de la operación. Tras el tratamiento debe tener algunos cuidados sobre este problema que no dañen las unidades injertadas. Evite rascarse la cabeza con las manos desnudas para evitar infecciones o tracción sobre los injertos y realice suaves masajes con los productos recomendados por su especialista para aliviar los picores o molestias que puede ocasionar este tipo de problema capilar.

Con los últimos avances en tecnología se ha conseguido evitar el efecto “pelo de muñeca” tan temido antiguamente por los pacientes. La técnica FUE es la técnica más novedosa en tratamiento de la alopecia actualmente en el mercado con lo que consigue realizar incisiones microscópicas que no dejan cicatrices visibles ni precisan de suturas, a diferencia del método FUSS.

Este tratamiento está pensado para que dure toda la vida si se realiza por profesionales cualificados ya que el pelo injertado es propio por lo que no se introducen modificaciones externas en su estructura. El pelo injertado crece con total normalidad en la dirección habitual de su cabello y de manera saludable aunque es recomendable acompañar el tratamiento con suplementos médicos que debe indicarle su médico para evitar el avance de la alopecia en otras áreas.

Cabe destacar la posibilidad de que este pelo se caiga de manera natural al igual que otras zonas aunque no es muy habitual, se da en el 10% de los casos.

Esto no es posible ya que se injertan unidades foliculares propias con lo que el cuerpo no genera rechazo ni síntomas derivados de este.

Las unidades foliculares son conjuntos de cabellos que varían entre uno y cinco. El cabello crece por agrupaciones aunque estos cabellos luego emerjan por poros diferentes. Cada persona tiene entre 90.000 y 150.000 cabellos en su cuero cabelludo y una persona adulta puede llegar a tener hasta 4 millones de folículos.

La primera semana antes la intervención debe evitarse el consumo de bebidas gaseosas, alcohólicas o con cafeína ya que pueden producir reacciones adversas en los fármacos que se administran durante la operación y pueden aumentar el sangrado dificultando el tratamiento.

Tras la intervención debe evitarse su consumo hasta que su médico le dé visto bueno ya que puede anular ciertos medicamentos como los analgésicos que se le administran para evitar el dolor del post operatorio o incluso producir algunos síntomas adversos como nauseas, vómitos, mareos, dolor de cabeza, etc. Además las bebidas alcohólicas favorecen la deshidratación con lo que la piel se seca  dificulta la cicatrización de las incisiones y pone en riesgo el buen estado de las unidades foliculares implantadas.

¿Quieres saber más sobre los microinjertos capilares con FUE o contactar con nosotros para pedir una primera Cita Médica Gratuita? Rellena este formulario y contactaremos contigo sin compromiso, en horario laborable.

Otros tratamientos relacionados:

PRP capilar (plasma rico en plaquetas)

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de privacidad.