Lifting Facial con cirugía en Alicante, para hombres y mujeres - Obes Corporación
Lifting Facial con cirugía en Alicante, para hombres y mujeres
Qué es, cómo es la intervención, cuáles son los resultados y posibles complicaciones del Tubo gástrico
22 septiembre, 2016
Probadores aumento de mama
Probadores reales para operaciones de aumento de pecho
4 octubre, 2017
Mostrar todos

Lifting Facial con cirugía en Alicante, para hombres y mujeres

Es inevitable que el paso del tiempo haga efecto en nuestro y, como no, también en nuestro rostro. Su constante exposición a los cambios de temperatura, sus múltiples líneas de expresión (de enfado o de grado), así como el estrés de nuestro día a día hacen que la cara, y el cuello, se conviertan en dos de las zonas más expuestas al envejecimiento (físico). Es uno de los caballos de Troya para toda persona que quiera cuidar su belleza y su aspecto. Y de esa necesidad surge el lifting facial con cirugía para mujeres, y también para hombres, un tratamiento que contribuye a estirar la piel de la cara y darle todos los componentes que necesita para que luzca más joven y tersa.

El lifting facial tiene su primeros registros en a principios del siglo XX y, evidentemente, estaba reservado a la aristocracia de la época. Desde entonces, desde los primeros bocetos presentados por los propios pacientes a los médicos, el lifting facial ha vivido una evolución imparable que lo convierte en uno de los tratamientos más comunes en cirugía estética.

 

1. ¿Qué es un lifting facial

El lifting facial pretende reducir las arrugas, estirar la piel eliminando el exceso que se acumula en ciertas partes del rostro, aumentar la elasticidad, flexibilidad y masa muscular de la piel y, en definitiva, aportar un aspecto más joven al paciente.

El paso del tiempo, al contrario que nuestra piel, ha hecho que este tratamiento se haya perfeccionado hasta el punto de que hoy en día, tras someterse a una cirugía de lifting facial, las incisiones sean prácticamente imperceptibles al ojo humano. Las dos ubicaciones más habituales para realizar las incisiones durante el lifting facial son: detrás de la sien y en la línea capilar, junto al cabello. El resultado: un excelente estiramiento de la piel de la cara que contribuye a disimular las incisiones y conseguir un resultado excelente.

También se producen otras incisiones, en este caso ya dependiendo de las características y necesidades de cada uno de los pacientes. Es necesario saber que el lifting facial, como todo tratamiento que requiere de una intervención quirúrgica, debe ser tratado, comentado y analizado antes de entrar a quirófano, de forma que el paciente siempre tenga una idea clara y concisa de las expectativas que puede y debe tener antes del lifting facial.

Pero el lifting facial no solo consiste en estirar la piel, sino que también es necesario eliminar la grasa que impide que luzca con un aspecto más joven. Es por ello que se procede a retirar la grasa, de forma que la piel quede más pegada al músculo, recuperando la elasticidad y volumen de épocas de mayor juventud (al menos en cuanto a piel se refiere).

La intervención con cirugía en el caso del lifting facial suele combinarse con otras intervenciones tales como el lifting de cuello (con el que se pretende dar continuidad al lifting facial con los mismos objetivos), cirugía en párpados, implantes, o tratamientos sobre cejas y frente, de forma que se trabajen todos y cada uno de los rasgos más destacados, visibles y expuestos de cada uno de nosotros.

 

2. Precauciones antes de un lifting facial

Cualquier hábito diario, medicación, exposición a la luz… deben ser comentados y tratados con el médico especialista. Es fundamental cuidar todos los aspectos posibles antes de entrar a un quirófano para someterse a un lifting facial. Es importante saber si se está tratando con algún medicamento en concreto (incluidos anticonceptivos, aspirinas, vitaminas), o si es fumador/a. En este último caso es muy probable que el médico acabe aconsejando que se deje el tabaco unas semanas antes del tratamiento.

Todos estos consejos previos a la intervención deben ser tratados con el médico especialista en lifting facial en el momento en que se decida a realizarse un lifting, y una vez analizadas las expectativas y posibilidades, con un borrador de los efectos que vaya a poder provocar en el rostro la intervención a realizar.

 

3. ¿Quién puede hacerse un lifting facial?

Para hacerse un lifting facial, puesto que requiere de entrada a quirófano, es importante contar con un estado de salud mínimo para que el doctor acceda a realizarle la intervención. Cualquier persona es susceptible de poder realizarse un lifting facial, pero antes debe estar acordado y revisado por un especialista, que acabe de dar el visto bueno a la intervención.

Si bien la edad del paciente no es un factor con gran influencia a la hora de realizarse un lifting facial, si es cierto que la edad media de los pacientes suele oscilar entre los 35 y los 70 años, momento en el que la piel empieza a perder fuerza, elasticidad y volumen como para mantenerse tan joven como acostumbrábamos a verla.

Otros factores tales como una piel flexible, la estructura facial, la flacidez de la piel en el rostro son importantes a la hora de evaluar los potenciales resultados de la intervención en el paciente. Estos factores deben ser, siempre, tratados con el médico especialista antes de realizar el lifting facial, de forma que el paciente esté siempre informado de lo que se le va a hacer, de cuáles pueden ser las expectativas reales en su caso particular, y aumento su grade de confianza y seguridad tanto en el tratamiento como en el doctor.

 

4. Efectos y recuperación del lifting facial con cirugía

Cada intervención es distinta, igual que lo es cada paciente. Por esa misma razón es difícil de prever cuál es el tiempo de recuperación en todos los casos en un lifting facial con cirugía. El estrés que haya podido sufrir la piel con tratamientos anteriores (por ejemplo si se ha hecho junto a un estiramiento de cuello), así como la disciplina del paciente a la hora de seguir los consejos del médico pueden hacer que varían de forma considerable los tiempos de recuperación.

Por regla general los primeros días de recuperación tras un lifting facial pueden ser los más molestos, por el drenaje de la piel y por la finalización del efecto de la anestesia, si bien estas secuelas son siempre pasajeras y no deben prolongarse más allá de las 48 horas.

Durante la primera semana es aconsejable que el paciente guarde reposo y, al menos una vez, acuda a su médico para verificar el estado de las cicatrices (mínimas) y del efecto del lifting facial tanto desde el punto de vista médico como estético. En este sentido el médico aconsejará cuidar detalles relacionados con: cambiar los vendajes regularmente, acudir a las citas de seguimiento con el doctor, reforzar con frío zonas del rostro, o cuidar el drenaje.

 

5. Riesgos del lifting facial

Aunque el lifting facial con cirugía es uno de los tratamientos más extendidos, puestos en práctica y con amplia documentación y conocimientos por parte del sector médico relacionado con la cirugía estética siempre debemos tener en cuenta que, entrar a un quirófano siempre lleva asociado ciertos riesgos, por mínimos que sean, que debemos tener en cuenta.

Es posible que, de manera puntual, se hagan patentes algunos hematomas, reaccionas a la anestesia, algún daño en los nervios y, como no podía ser de otra forma, las cicatrices provocadas por las incisiones para estirar la piel y reducir la grasa.

Estos posibles riesgos en un lifting facial, aunque ciertos, no suelen provocar problemas no siquiera a corto plazo en el paciente, lo que convierte el lifting facial en uno de los tratamientos más seguros y eficaces en el ámbito de la cirugía facial.

 

En Obes Corporación Alicante analizamos y evaluamos todos estos factores, y algunos más, cuando recibimos a un paciente en nuestra clínica con la voluntad de hacerse un lifting facial. No solo contamos con los mejores profesionales en la ejecución, sino también en la evaluación de las posibilidades y gestión de expectativas, así como del análisis de la intervención y sus resultados tras la intervención de lifting facial.