Lipoláser, técnica de liposucción

Medicina Estética Corporal
lipolaser

  • Primera cita médica gratuita
  • Financiación hasta 60 meses
  • Doctores especializados
  • Atención personalizada
  • Más de 20 años de experiencia

VENTAJAS DEL LIPOLÁSER

  • Más seguro que la liposucción
  • Permite corregir zonas concretas y de difícil acceso
  • Tiene un riesgo quirúrgico bajo
  • Recuperación rápida y poco molesta
  • Un gran porcentaje de resultados satisfactorios

INFORMACIÓN TÉCNICA DEL LIPOLÁSER

  • Duración: entre 1 y 3 horas
  • Anestesia: local o general
  • Hospitalización: Sin hospitalización
  • Recuperación laboral y social: de 1 a 7 días

¿En qué consiste el lipoláser?

El tratamiento Lipoláser se caracteriza por ser drenante, nos ayuda a recuperar la silueta y eliminar el hinchazón que producen los líquidos acumulados. El método solo está indicado para aquellas personas con acumulación o exceso de grasa en el cuerpo. Sobrepeso y/o obesidad deberán tratarse mediante otras técnicas. La emisión de los diodos del lipoláser ayudan a la estimulación y permeabilización de la membrana adipocitaria provocando un efecto de vaciado sin riesgos ni hematomas.  Los ácidos grasos pesados (triglicéridos) transformados en ácidos grasos ligeros se reabsorberán y eliminarán mediante procesos naturales orgánicos sin riesgos para el organismo.

Tras aplicar la anestesia se realiza una pequeña incisión y se introduce una fina cánula con el láser. Esta cánula se desplaza por la grasa destruyendo los cúmulos de grasa mediante calor, nuestro cuerpo elimina esta grasa en forma de líquido. A medida que avanza el láser retrae los tejidos coagulando pequeñas venas en el proceso para evitar el sangrado y estimular la formación de colágeno. Durante las semanas que dure el tratamiento se recomienda una ingesta importante de 2-3 litros diarios de agua para favorecer la eliminación de líquidos.

Al terminar el tratamiento se aplica una venda compresiva y el paciente puede volver a su vida normal aunque se recomienda permanecer en reposo los siguientes tres días para evitar molestias. Puede notar una ligera inflamación y una sensación similar a cuando tiene agujetas por lo que se suelen recetar analgésicos para los primeros días. Se recomienda, pasado el primer mes del tratamiento, ejercicio físico, presoterapia y equipos de plataforma vibratoria que ayudarán en el proceso de metabolización y eliminación del tejido tratado.

El tratamiento Lipoláser está recomendado a la semana de haber realizado la Criolipólisis, un novedoso e indoloro tratamiento.

Contraindicaciones

El lipoláser no está indicado en los siguientes casos:

  • En pacientes con sobrepeso.
  • Enfermedades de hipertensión, diabetes o cardiovasculares.
  • Mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.
  • Pacientes con problemas de coagulación.
  • Existencia de tumores.
  • Insensibilidad termoalgésica.
  • Existencia de focos de infección.
  • Trombosis.
  • Carencias graves en el sistema circulatorio.
  • Cicatrices recientes.
  • Marcapasos o estimuladores implantados.
  • Hemofilia.

Zonas donde se puede aplicar el tratamiento

Las zonas del cuerpo que se pueden tratar con lipoláser son todas aquellas donde exista tejido adiposo. Esta técnica además tiene la ventaja, frente al tratamiento convencional, de poder corregir zonas de difícil acceso. Se pueden corregir:

  • Axilas y la grasa acumulada alrededor.
  • Abdomen y región lumbar.
  • Brazos.
  • Cuello y papada.
  • Espalda.
  • Rodillas y tobillos.
  • Glúteos.
  • Piernas, muslos y caderas.
  • Pechos. Muy habitual en el tratamiento de pechos voluminoso de hombres.

Diferencias entre liposucción y lipoláser

La liposucción es una intervención quirúrgica que consiste en extraer la grasa acumulada mediante pequeñas incisiones e introduciendo cánulas conectadas a un sistema de aspiración que aspira la grasa después de romperla, a diferencia del lipoláser que en procedimiento ambulatorio introduce una cánula conectada a un láser y mediante calor licua la grasa y el propio cuerpo se deshace de ella.

La recuperación es más rápida en el caso del lipoláser y consigue mayor contracción de la piel consiguiendo un aspecto natural sin flacidez. En la liposucción el paciente debe tener un mayor cuidado post operatorio además de llevar una faja un mes. La liposucción suele conllevar cierto nivel de flacidez o descolgamiento de la piel por lo que se suele combinar con otros tratamientos como la abdominoplastia.

Resultados

Los resultados son permanentes e inmediatos, las zonas tratadas se comportan de la misma forma que las no tratadas ante los cambios de peso, siendo por regla general una pérdida homogénea, manteniendo la forma corporal. Los resultados definitivos son apreciables a partir de la cuarta semana ya que hay que dar tiempo a la piel para que se retraiga.

Conoce otros métodos de tratamiento de medicina estética corporal que se practican en Obes Corporación:

Criolipólisis

Mesoterapia

HIFU Corporal

Drenaje linfático

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de privacidad.