Manga gástrica o Tubo gástrico

Cirugía de la Obesidad
Manga gástrica

  • Primera cita medica gratuita
  • Financiación hasta 60 meses
  • Atención las 24h los 365 días del año para pacientes
  • Seguimiento semanal durante 2 años: nutricional, psicológico y deportivo
  • Médicos especializados en obesidad con más de 20 años de experiencia y equipo multidisciplinar que te ayudará a conseguir tu éxito con el tratamiento

ASPECTOS POSITIVOS DE LA MANGA GÁSTRICA

  • Rápida recuperación. No requiere mantenimiento quirúrgico.
  • Cicatrices de pequeño tamaño
  • No precisa retirar puntos pues las heridas se cierran desde dentro
  • Índice bajo de complicaciones médicas.
  • Mejoras en patologías relacionadas con la obesidad.
  • Elevada tasa de éxito en reducción del exceso de peso corporal.

FICHA TÉCNICA DE LA MANGA GÁSTRICA

  • Tiempo aproximado de la intervención: de 1 a 2 horas
  • Tipo de Anestesia: General
  • Tiempo de Hospitalización: de 2 a 3 días
  • Recuperación laboral y social: De 5 a 9 días la primera recuperación y entre 3 y 6 semanas la incoporación a la vida social y laboral
  • Más de 3.000 cirugías de obesidad realizadas por nuestros médicos en toda España

En qué consiste la cirugía de Manga gástrica, cómo funciona

La manga gástrica o método Sleeve gástrico reduce el tamaño del estómago, mediante laparoscopia, hasta un 70% y elimina el bolsón que permite su dilatación manteniendo las partes nobles del estómago intactas. A este tipo de cirugía también se la conoce como cirugía de gastrectomía vertical en manga. Con esta leve modificación se consigue reducir la capacidad gástrica que permite obtener la sensación de saciedad con menor cantidad de comida y reducir la hormona Ghrelina, también conocida como “la hormona del hambre”.

Esta sencilla operación permite ingerir todo tipo de alimentos sin malabsorciones que requieran de suplementos vitamínicos de por vida.

Pacientes indicados para una cirugía de Manga gástrica

Pacientes con un IMC entre 35 y 45 y/o hayan fracasado en la pérdida de peso con métodos alternativos. También pacientes con síndrome metabólico (hipertensión, colesterol / triglicéridos altos, diabetes leve o de diagnóstico reciente). Algunos requisitos a tener en cuenta es tener entre 18 y 60 años y padecer obesidad desde hace al menos 5 años.

Se ofrece como alternativa al Bypass Gástrico cuando este está contraindicado.

Si su IMC es superior a 50 se recomienda la manga gástrica antes de realizar cirugías de mayor riesgo como bypass.

 

 

Pacientes para los que está contraindicada esta técnica

  • Hernia de Hiato de más de 8 cm de diámetro.
  • Consumo de drogas o alcohol.
  • Embarazo
  • Menores de 13 años y mayores de 70.
  • Tener un índice de masa corporal (IMC) inferior a 35.
  • Presentar anomalías anatómicas en la faringe y el esófago.
  • Estar en tratamiento con fármacos antiinflamatorios o anticoagulantes al sufrir enfermedades inflamatorias o determinadas enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.
  • Enfermedades que ponen en riesgo buena salud del paciente: ulceras gastrointestinales, lesiones de la mucosa gástrica, esofagitis, etc.
  • Padecer trastornos psiquiátricos o de alimentación.
  • Pacientes con obesidad mórbida en los que está contraindicada la cirugía bariátrica y que presentan enfermedades asociadas, como una cardiopatía severa, una insuficiencia renal o hepática, etc. Una pérdida rápida de peso puede agravar estas patologías.

Paso a paso de una cirugía de Sleeve gástrico

1. Primera consulta médica gratuita: solicítala en nuestro formulario.

2. Pre-tratamiento

Se realiza un estudio en profundidad del paciente respecto a su historial clínico, historial de obesidad, perfil dietético y perfil psicológico, para conocer su compatibilidad con el tratamiento.

Es importante  evitar el consumo de alimentos 12h antes de la intervención, incluso chicle, tabaco o medicamentos debido a que el estómago, tras la operación, devuelve los alimentos hacia el esófago (regurgitados) y entran en la vía respiratoria produciendo obstrucciones de las vías respiratorias y neumonía.

 

3. Tratamiento

Mediante anestesia general se realiza una intervención quirúrgica de 1 a 2 horas que consiste en la introducción por vía endoscópica de una cámara para el control del procedimiento y una laparoscopia mediante la cual se grapan y suturan porciones del estómago para crear una forma de tubo vertical. Se realizan de 4 a 6  pequeñas incisiones para facilitar el engrapado.

 

4. Recuperación post cirugía

Cuando despierte ya estará en la habitación privada para la recuperación. Se suministran fármacos para el dolor las primeras horas para evitar molestias. A las dos horas el paciente comienza a caminar por la habitación para evitar coágulos y aliviar el dolor de hombro a causa del CO2 que queda en el estómago tras la cirugía. A las 4 horas ya puede comenzar a ingerir líquidos y es importante asegurarse de mantener una buena hidratación.  Es recomendable permanecer entre 2 y 3 días en el hospital para garantizar una recuperación rápida y segura.

 

5. Post-tratamiento y Recuperación

La recuperación tras la operación es diferente según el paciente. Ha habido casos de recuperaciones dolorosas que precisan de medicación mientras otros han sido recuperaciones rápidas y sin elevadas molestias. Es normal sentir dolor o molestia abdominal por ello es muy importante seguir las indicaciones de su médico y tomar los medicamentos indicados.

Es recomendable mantenerse activo los primeros días tras la operación con acciones como caminar para ayudar al intestino a recuperar su funcionalidad pues se ha observado regularmente estreñimiento la primera semana post-operatoria. A pesar de comenzar con la vida activa cuanto antes pues facilita la recuperación, no es recomendable levantar objetos pesados hasta que su médico le dé su consentimiento.

Los tres primeros días tras la operación  se recomienda tomar duchas tibias sentado para prevenir caídas o posibles lesiones.

Las primeras semanas se debe seguir una dieta líquidos que favorezca la recuperación del estómago que incluirá caldos, yogur líquido, tés, leche, batidos de proteínas, etc.

El primer mes es normal tener sensación de cansancio o fatiga debido a la reducción en la ingesta de alimentos. El cuerpo recobra su energía habitual tras un periodo de adaptación.

El paciente puede retomar la vida social y laboral entre 3 y 6 semanas tras la operación.

Las cicatrices son mínimas debido a que las heridas se cierran desde dentro, por ello no precisa de retirada de puntos.

Riesgos de la manga gástrica

Este tratamiento es considerado como cirugía mayor a pesar de realizarse por vía laparoscópica y considerarse poco invasiva. Estas cirugías implican posibles riesgos como:

  • infección
  • obstrucción intestinal
  • coágulos sanguíneos
  • neumonía
  • sangrado
  • Fuga y fístula de la sutura por su desprendimiento.
  • Posible mortalidad

Existe la posibilidad de que aparezcan complicaciones a largo medio plazo tras la intervención tales como:

  • Disfunción gástrica que deriven en deficiencias nutricionales (malabsorción). No suele pasar pues con este método sí absorbería los nutrientes ya que no modifica el intestino delgado.
  • Reflujo Gastroesofágico
  • Estenosis gástrica
  • Estreñimiento

Es importante conocer los síntomas que indican focos de infección para contactar inmediatamente con su médico:

  • Fiebre superior a 39°C
  • Escalofríos
  • Ansiedad o irritabilidad
  • Calor, enrojecimiento o secreción en puntos de incisión
  • Náuseas y vómitos
  • Dificultad respiratoria
  • Incapacidad de ingerir líquidos

Varios estudios observaron cómo tras la operación los pacientes sufrían cambios hormonales debido a la pérdida de peso. Algunos síntomas de estos cambios han sido irritabilidad, tabaquismo, ira, comportamientos pasivo-agresivos, etc.

Similitudes y Diferencias con otros tratamientos para la Obesidad

Banda Gástrica

Similitudes entre la Manga Gástrica y Banda Gástrica:

La manga gástrica y el la banda utilizan técnicas de laparoscópica lo cual implica que se consideran mínimamente invasivas.

Ambas consiguen una mayor sensación de saciedad con menor cantidad de comida aunque solo la manga consigue reducir el apetito debido a la disminución de la hormona ghrelina.

Diferencias entre la Manga Gástrica y Banda Gástrica:

La cirugía de banda gástrica consiste en la colocación de una banda de silicona mediante laparoscopia en la parte superior del estómago. Esta banda tiene un anillo inflable que se rellena con solución salina. Este tratamiento pretende limitar la cantidad de alimento que ingiere el paciente. La manga es un tratamiento laparoscópico que elimina parte del estómago para reducir su capacidad hasta un 80%  para conseguir una forma de tubo reduciendo así su capacidad de dilatación y que precise de menor cantidad de comida. Con este tratamiento consigue además reducir los niveles de ghrelina, hormona causante del apetito.

La recuperación es más rápida en la banda que en la manga ya que los primeros solo necesitan de una 12 a 24h en hospitalización mientras que para la manga se recomienda pasar entre 24 y 48 h en la clínica.

La banda es un tratamiento reversible y ajustable. Esto también implica cierto mantenimiento médico regular. El índice de complicaciones médicas a largo plazo es menor en el caso de la manga ya que no se incorporan objetos externos en el cuerpo como en el caso de la banda, además de no necesitar un mantenimiento médico como la banda gástrica.

La pérdida de peso es  similar en ambos métodos pero en los primeros meses las personas que se sometieron a manga gástrica pierden más peso que los que llevan la banda, a largo plazo también se puede observar como la manga es más efectiva en la pérdida de peso.

Los pacientes de manga gástrica no suelen presentar problemas de intolerancia alimentaria lo cual es frecuente en pacientes que realizan el método de banda gástrica.

 

Bypass

Similitudes entre la Manga Gástrica y  Bypass:

Ambos son tratamientos definitivos con índices de éxito elevados y una larga trayectoria de investigaciones y seguimientos.

Ambos tratamientos son considerados cirugías bariáticas que buscan la reducción del tamaño del estómago para obtener antes la sensación de saciedad.

Tanto el bypass como la manga gástrica se recomiendan pacientes con una obesidad grave de un IMC superior a 35 lo que implica perdidas de peso muy elevado. Por ello mismo los dos tratamientos repercuten en el sistema hormonal debido al descenso drástico de peso.

Diferencias entre la Manga Gástrica y  Bypass:

El bypass además de reducir el tamaño estomacal, reduce la capacidad del intestino de absorber los nutrientes desviando el tracto digestivo. Con este tratamiento se actúa también sobre el intestino delgado permitiendo solo el uso de un 60% de su capacidad. Por este motivo este tratamiento requiere de suplementos nutricionales de por vida.

La manga gástrica extirpa parte del estómago para conseguir forma de tubo reduciendo así su capacidad de dilatación y que precise de menor cantidad de comida. Este tratamiento se asocia con menos problemas de malabsorción y síntomas a largo y medio plazo.

Los pacientes de manga gástrica pueden volver a su casa en 24 o 48 horas aproximadamente mientras que el bypass gástrico requiere de entre 2 o 3 días de hospitalización.

Se diferencian también en el tamaño del estómago resultante. La operación de manga gástrica reduce el tamaño hasta un 80% y el bypass gástrico dispone una capacidad del estómago de entre 20 y 50 cc.

El bypass gástrico suele implicar una pérdida de peso de entre un 60 y  80% del exceso de peso en los 3 primeros años. Los pacientes que se sometieron a una manga gástrica perdieron entre un 50 y un 70% en el mismo tiempo.

 

Plicaturas

Similitudes entre la Manga Gástrica y Plicaturas (Pose y Apollo):

Ambos tratamientos buscan una reducción del estómago de manera efectiva para conseguir el objetivo de saciedad en el paciente mucho antes de lo habitual con menores cantidades de comida.

Diferencias entre la Manga Gástrica y Plicaturas:

La operación de manga requiere más tiempo para realizar la operación, 1 o 2h. Las plicaturas normalmente precisan de entre 50 y 80 minutos.

La manga es el tratamiento que más reduce el tamaño del estómago, hasta un 80 % de la capacidad estomacal. La manga gástrica además de reducir el tamaño del estómago como las plicaturas, elimina el bolsón que permite la dilatación del estómago. Esta eliminación del bolsón busca reducir tamaño del estómago para producir saciedad y suprimir la producción de la hormona ghrelina causante de estimular el apetito. Por ello varios estudios muestran como la manga produce una mayor pérdida de peso que las plicaturas gástricas.

Se considera a las técnicas endoscópicas menos invasivas que la manga ya que no requieren de cirugía mientras esta es considerada una cirugía bariática.

Las plicaturas modifican el tamaño del estómago realizando pliegues sobre sí mismo, no se realizan incisiones ni se extraen partes de este.

La recuperación post tratamiento de las plicaturas es más rápida. Entre 24 y 48h ya  pueden retomar su vida social y laboral. La manga gástrica precisa de hospitalización un par de días para prevenir posibles complicaciones.

La manga es un tratamiento definitivo ya que se extirpa una parte del estómago mientras que las picaturas suelen ser reversibles, a excepción del método de plicatura gástrica mini-invasiva  (laparoscópica) que realiza suturas que no se rompen ni deshacen.

 

Balón gástrico

Similitudes entre el Balón Gástrico y Manga gástrica:

Ambos tratamientos tienen como objetivo reducir la capacidad del estómago para lograr crear la sensación de saciedad y facilitar una pérdida de peso efectiva.

Diferencias entre el Balón Gástrico y Manga gástrica:

El balón gástrico requiere una sedación leve para una intervención de 20 minutos, mientras que la manga gástrica necesita anestesia general para realizar una operación quirúrgica que dura entre 1 y 2 h.

Tras colocar el Balón intragástrico el paciente puede volver a casa tras un breve periodo en observación, 30minutos, la manga gástrica requiere de hospitalización varios días para prevenir posibles complicaciones ya que se trata de una intervención quirúrgica.

La manga además de modificar el tamaño del estómago, elimina el bolsón que permite la dilatación del estómago, suprimiendo así la hormona grelina. El balón gástrico se basa en la colocación de un cuerpo externo que ocupa gran parte de la capacidad estomacal para disminuir su capacidad.

El balón es reversible ya que se extrae tras varios meses de su colocación en función del tipo de balón, mientras que la manga es un tratamiento definitivo, se realiza una operación y se extirpa parte del estómago que no se vuelve a regenerar.

El balón gástrico se recomienda en pacientes que deseen perder entre 15 y 25 kg. La manga se indica en pacientes con un IMC superior a 35.

Preguntas Frecuentes de la Manga Gástrica

Son procedimientos quirúrgicos orientados al trato de la obesidad con el objetivo de reducir el peso corporal.

La cirugía bariática es la opción más recomendada actualmente para tratar la obesidad mórbida en personas que no hayan tenido éxito con tratamientos alternativos como dieta o ejercicio. Su eficacia en reducción del peso ha sido demostrada en numerosos estudios, además de que los pacientes demostraran mejoras en la salud respecto a sus niveles en glucemia y la presión arterial, reducción o eliminación de la apnea del sueño, reducción de la carga de trabajo del corazón y de los niveles de colesterol.

Existen varios tipos de cirugía bariática, pueden enfocarse en su aplicación única o combinarse entre sí:

Los tratamientos malabsortivos modifican el funcionamiento del aparato digestivo. Como por ejemplo el Bypass o derivación gástrica.

Los tratamientos restrictivos modifican el tamaño del estómago. Como por ejemplo la manga gástrica.

Es una hormona que se sintetiza principalmente en el estómago y el páncreas, también es conocido como “la hormona del hambre”.  Esta hormona aumenta antes de las comidas generando la sensación de hambre y disminuye tras haber ingerido alimentos hasta 3h después. Opuesta a la ghrelina se encuentra la leptina, responsable de la sensación de saciedad.

La ghrelina no solo estimula el apetito, sino que también favorece la acumulación de grasa visceral, considerada como una de las más nocivas,  tal como se muestra en la  investigación elaborada por el Laboratorio de Investigación Metabólica de la Clínica Universidad de Navarra, publicado en la revista científica International Journal of Obesity.

Es una posibilidad ya que el estómago se compone de pliegues y rugosidades que le permiten realizar movimientos de expansión y contracción para enviar a los alimentos hacia el intestino y procesarlos. Si se come en gran cantidad  de forma constante el estómago se encuentra en un estiramiento constante que puede llegar a aumentar ligeramente su tamaño.

El primer año los pacientes pierden una media del 62’7% del exceso de peso y en los 5 años posteriores a la intervención logran perder entre el 60 y el 70%. La pérdida de peso continúa hasta 10 años posteriores a la operación de manga gástrica, en los cuales ha tenido tiempo de modificar sus rutinas y hábitos alimentarios que facilitaran el éxito del tratamiento y no recuperar el peso perdido.

En caso de que el paciente no pierda el peso deseado o si comienza a recuperarlo el Sleeve Gástrico se transforma en un Bypass Gástrico antes de que su IMC aumente.

El tamaño del estómago tras la operación tiene una capacidad de almacenamiento de 28 gr aproximadamente por ello es muy fácil lograr la sensación de saciedad.

Tras la colocación de  las grapas  se mantiene una dieta líquida durante las dos  primeras semanas para facilitar la recuperación del estómago. Esta dieta incluye alimentos como: leche, yogures, sopa, zumos, té, batidos de proteínas, etc.

Tras recuperarse de la intervención y adaptarse a los puntos, comienzan a introducirse alimentos de consistencias blandas o trituradas. Algunos ejemplos son: quesos blandos (contenido graso inferior al 30%), purés, compotas, jamón, atún en lata, legumbres cocidas, papilla, huevos revueltos, etc.

A partir de la cuarta semana comienzan a introducirse alimentos blandos como el pollo cocido, pescado, cereal o puré.

Por último se introducen alimentos sólidos. Es importante en esta fase masticar bien los alimentos e introducirlos en la dieta progresivamente. No es recomendable tomar agua mientras come, mejor esperar 20 minutos.

El paciente debe mantener unos buenos hábitos de alimentación tras la operación que irá asumiendo gracias al apoyo de un nutricionista. Obes Corporación dispone de  servicio de atención 24h para consultas sobre qué alimentos puede ingerir antes, durante y después del tratamiento.

Es importante asegurar el consumo necesario de vitaminas y minerales tras la cirugía de la manga gástrica. Aunque el tratamiento no produce deficiencias vitamínicas por malabsorción  se recomienda el consumo de complejos multivitamínicos que aseguren sus niveles correctos para el buen funcionamiento personal. Como por ejemplo: Centrum, hierro, Vitamina B12, citrato de calcio, fumarato ferroso, suplementos de proteínas.

Cuando ha terminado la operación, el paciente sentirá en su cuerpo diferentes cambios, como serían físicos, hormonales, cansancio… La primera semana el cuerpo consume pocas calorías por lo que el cuerpo entra “en modo ahorro” disminuyendo su metabolismo; este periodo es la homeostasis. En disminuir la ingesta de alimentos habitual el cuerpo compensa la falta de alimentos reduciendo el metabolismo basal y con ello el gasto calórico, por lo que la pérdida de peso se detiene. Por ello es normal que tras 6 meses el cuerpo se estanque en la pérdida de peso pero es cuestión de compensar esa reacción incrementando el metabolismo basal con ejercicio y normalizando las nuevas cantidades de alimentos que se ingieren a lo largo del día. La pérdida de peso continua hasta 10 años si se mantiene un compromiso con los buenos hábitos alimenticios y la vida activa.

Tras unos años de tratamiento el paciente llega al periodo de meseta que se caracteriza por aparecer tras una pérdida de peso rápida que disminuye progresivamente hasta el punto en que es imposible bajar más.  En este caso es importante mantener las costumbres adoptadas para no recuperar el peso perdido. Pasado el tiempo y cuando haya adelgazado, el paciente puede volver a coger peso si vuelve a tomar los hábitos anteriores al tratamiento o si abusa de suplementos dietéticos.

Las grapas de sutura se componen principalmente de acero o titanio que presentan raros casos de alergia. Sin embargo existen metales que pueden encontrarse presentes en las grapas que son causantes de alergia más frecuentemente como el níquel, el cobalto o el cromo. Por ello es muy importante mencionar estas alergias a su médico antes de la intervención para que este evalúe si la operación puede realizarse o es recomendable seguir un método alternativo. Son muy utilizadas en cirugías en la zona abdominal con el nombre de suturas mecánicas.

Estas posibles reacciones alérgicas se encuentran muy rara vez en los pacientes intervenidos y suelen implicar síntomas que son de fácil intervención. Es importante saber si el paciente es alérgico a alguno de estos materiales antes de contemplar siquiera este tratamiento.

Es recomendable las primeras semanas realizar paseos que favorezcan el funcionamiento del intestino y la recuperación estomacal. Tras la recuperación de la intervención se introducen ejercicios suaves que impliquen cierta resistencia para recuperar masa muscular. Su entrenador personal le ayuda a introducir nuevos ejercicios progresivamente que le ayuden adoptar nuevos hábitos saludables y a lograr la pérdida de peso deseada.

Rellena este formulario para pedir más información o tu Primera Cita Médica

 

Otros tratamientos de Obesidad relacionados:

Cirugía metabólica de la obesidad (diabetes)

Banda gástrica

Balón gástrico

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de privacidad.