Método POSE, cirugía Primaria de Obesidad Endolumial

Métodos Endoscópicos
metodopose_obescorporacion_alicante
  • Primera cita médica gratuita
  • Financiación hasta 60 meses
  • Cirujanos especializados en Obesidad con más de 20 años de experiencia
  • Atención al paciente 24h los 365 días del año
  • Más de 6.000 pacientes atendidos
  • Seguimiento SEMANAL durante 2 años: nutricional, psicológico y deportivo

ASPECTOS POSITIVOS DEL MÉTODO POSE

  • Reducción de la presión arterial alta y del colesterol
  • Control de la Diabetes
  • Reducción del riesgo de sufrir enfermedades coronarias
  • Ausencia de cicatrices externas
  • Rápida recuperación
  • Índice bajo de complicaciones médicas como dolores musculares o infecciones

FICHA TÉCNICA DEL MÉTODO

  • Tiempo aproximado de la intervención: 40 minutos – 1 hora
  • Tipo de Anestesia: General
  • Tiempo de Hospitalización: 1 noche
  • Recuperación: De 5 a 6 días
  • Teléfono de Urgencias disponible 24h
  • Realizamos el POSE con los mejores endoscopistas, formados para la técnica reforzada, con más de 1.000 casos de experiencia

En qué consiste el método POSE, cómo funciona

Bajo anestesia general se realiza una endoscopia mediante la cual se introduce material en el estómago del paciente que permite realizar suturas que formen pliegues en el fundus, parte superior del estómago, y en la parte inferior para ralentizar su vaciado y limitar su capacidad. Además en el fundus se concentra la formación de la hormona ghrelina causante del apetito que se ve disminuida tras el tratamiento.

Con este método no sólo se consigue antes lograr la sensación de saciedad sino que además esta dura más tiempo debido a la disminución de grelina y de la ralentización del vaciado.

Pacientes indicados para este método

Pacientes con un IMC entre 30 y 40 correspondiente a un grado de obesidad entre 1 y 3 que antes hayan probado métodos alternativos como dieta y ejercicio y no hayan obtenido buenos resultados.

Pacientes con obesidad mórbida, IMC superior a 40, que no quieran someterse a procedimientos mayores o quirúrgicos.

Realizamos los diferentes tipos de técnicas POSE de 13 y de 15 suturas y el POSE Reforzado, esta elección dependerá del equipo médico tras valorar en una cita médica el grado u el tipo de obesidad del nuestro paciente.

 

Pacientes para los está contraindicada esta técnica

  • Personas que se hayan sometido recientemente a operaciones en la zona abdominal.
  • Lesiones gástricas como úlceras, gastritis, lesiones, etc.
  • Hernia de hiato
  • Lesiones en el esófago.
  • Padecer trastornos alimenticios como bulimia o anorexia o tener antecedentes de estos.
  • Fibromialgia
  • Alérgicos al Níquel

Paso a paso del método POSE

1.      Primera consulta médica gratuita: solícitela a través de este fomulario.

2.      Pre-tratamiento:

El paciente no debe ingerir alimentos ni líquidos 8h antes de la intervención. Tampoco puede tomar anti-inflamatorios como ibuprofeno ni otros fármacos anticoagulantes o de herbolario 15 días antes de la intervención. Si tiene posibles molestias consulte con su médico o con la atención 24h de la que dispone Obes Corporación.

3.     Tratamiento

Debe acudir a la clínica sin maquillaje, cremas, esmalte de uñas ni objetos metálicos como pendientes o collares. El paciente debe acudir sin lentes de contacto.

Se realiza la intervención por vía endoscopia oral y bajo anestesia general.  En la parte superior del estómago, fundus, se realizan pequeños pliegues que reducen el tamaño del estómago además de reducir los niveles de ghrelina que se segregan en esta zona. Después se realizan algunos pliegues más en la parte inferior para ralentizar el vaciado gástrico. Estos pliegues se realizan mediante suturas totalmente seguras, no precisa realizar incisiones. Se realizan entre 12 y 7 suturas en la zona alta del estómago o fundus, y de 3 a 5 en la parte inferior del estómago. Estas plicaturas  o pliegues se fusionan a las 8 semanas lo cual hace a este tratamiento definitivo. Los pliegues y el tubo que se realizan tanto con el POSE como con el APOLLO son para siempre, por lo que el paciente podrá tener la tranquilidad de contar con un estómago más pequeño.

Es recomendable acudir acompañado  y organizar la vuelta a casa por la sensación de adormecimiento que causa la anestesia.

4.      Recuperación

El paciente permanece unas 2h en observación para evitar posibles complicaciones posteriores al tratamiento y puede volver directamente a su casa. Los días posteriores se realiza un control médico que garantice la seguridad del paciente.

Es normal sentir molestias o algunos síntomas los días posteriores al tratamiento, debe seguir atentamente las indicaciones de su médico para que éstas sean lo menos molestas posibles.

Resultados logrados con el método POSE

Los primeros resultados comienzan a notarse a partir de la cuarta semana debido a la reducción de la ingesta diaria y de los ejercicios y vida activa que comienza a adoptar el paciente.

Los 3 meses iniciales el paciente pierde una media entre 600 gr y 1’5kg semanales.

Con este método los pacientes llegan a perder hasta un 45% del exceso de peso, normalmente la pérdida de peso es de entre 15 y 35 KG, varía según el paciente.

Post operatorio del método POSE. Efectos secundarios y riesgos.

Es normal sentir algunas molestias tras un tratamiento endoscópico, algunos de los síntomas frecuentes son:

  • Dolor de esófago.
  • Dolor estomacal. Normalmente se trata mediante anestesia leve las 24h posteriores al tratamiento y con fármacos sedantes los días posteriores.
  • Náuseas y vómitos.
  • Dolor en el hombro. Esto es por causa de residuos de CO2 que se utiliza en la operación. Este dolor remite con analgésicos y desaparece antes de las 48h.
  • Décimas de fiebre.

Diferencia con otros métodos

APOLLO

Similitudes entre el Método Pose y el Método APOLLO:

La vía endoscópica oral es la que utilizan ambos tratamientos, totalmente segura y sin incisiones. Esto implica una recuperación mucho más rápida con métodos quirúrgicos. Se aplica anestesia general en ambos casos.

Ambos métodos están enfocados en la reducción de la capacidad estomacal  para logar antes la sensación de saciedad y facilitar al paciente una reeducación de sus hábitos alimentarios. Además de lograr reducir los niveles de ghrelina causante del apetito.

Diferencias entre el Método Pose y el Método APOLLO:

El método APOLLO reduce el tamaño del estómago hasta un 60% de su capacidad. El método POSE es menos agresivo y reduce únicamente un 20% del tamaño natural.

Difieren en el procedimiento ya que el método POSE realiza pliegues en la parte superior e inferior del estómago. Sin embargo el método APOLLO realiza suturas continuas en las paredes del estómago para reducir su tamaño hasta lograr una forma tubular.

 

BALÓN INTRAGÁSTRICO (BIG)

Similitudes entre el Método Pose y el Balón Intragástrico:

Ambos tratamientos reducen el tamaño del estómago para limitar su capacidad y alcanzar la sensación de saciedad con mayor facilidad.

Diferencias entre el Método Pose y el Balón Intragástrico:

El balón está indicado en pacientes con un IMC entre 30 y 35, lo que corresponde a un sobrepeso u obesidad normal. El método Pose se recomienda para pacientes con un IMC entre 30 y 40 lo cual implica una obesidad mayor.

El balón gástrico no es un método definitivo, el balón se retira tras unos meses de su colocación en función del tipo de balón con lo que no se reduce la capacidad estomacal de manera definitiva, sin embargo el método POSE es un método definitivo que reduce el tamaño del estómago de manera permanente, con lo cual el paciente no suele recuperar el hambre como puede pasar con el balón gástrico. Esto hace que el método Pose implique una pérdida de peso más estable y prolongado.

El balón usa sedación leve mientras que el POSE emplea anestesia general.

Preguntas Frecuentes

Con métodos endoscópicos, es decir no quirúrgicos, como el balón intragástrico, el método APOLLO o el método POSE el paciente puede llegar a perder hasta 45 kg.

Los primeros resultados comienzan a notarse a partir de la cuarta semana debido a la reducción de la ingesta diaria y de los ejercicios y vida activa que comienza a adoptar el paciente.

Los 3 meses iniciales el paciente pierde una media entre 600gr y 1’5kg semanales.

Con este método los pacientes llegan a perder hasta un 45% del exceso de peso, normalmente la pérdida de peso es de entre 15 y 35 KG.

Como todo método de tratamiento de la obesidad, la pérdida de peso varía en función del paciente. Implicarse con el proceso de pérdida de peso a largo plazo es vital para obtener buenos resultados y que estos se mantengan. Para ello contará con la ayuda de un nutricionista, un entrenador y un psicólogo que le permitirán adquirir nuevos hábitos y costumbres saludables que mantener con el tiempo.

Después del tratamiento el paciente mantiene una dieta líquida durante  1 o dos semanas para facilitar la recuperación del estómago. Esta dieta incluye alimentos como: leche, yogures, sopa, zumos de frutas, infusiones, batidos de proteínas, etc. En esta fase es importante evitar ciertos líquidos como bebidas excitantes, alcohólicas o gaseosas ni alimentos ácidos como zumo de naranja o limón.

Tras recuperarse completamente de la intervención comienzan a introducirse alimentos pastosos. Algunos ejemplos son: purés, quesos blandos (contenido graso inferior al 30%), purés, compotas, jamón, atún en lata, legumbres cocidas, papilla, gelatina, etc.

Por último se introducen alimentos “normales” progresivamente empezando por los de consistencia blanda como pescado, arroz, pollo, verduras cocidas, pasta, etc.

No es recomendable beber durante las comidas ya que la capacidad del estómago es menor. Se puede beber 30 minutos antes o 1h después.

Tras el método POSE el paciente debe asumir nuevos hábitos alimentarios que irá consiguiendo gracias al apoyo de u nutricionista. Este le recomendará una dieta saludable y equilibrada que le asegure buenos resultados en la pérdida del exceso de peso y su mantenimiento a largo plazo.

Se trata de una técnica médica indolora. Implica sedación normalmente pero de riesgo mínimo y consiste en la introducción de una lente dentro de un tubo o endoscopio a través de un orificio natural, una incisión quirúrgica o una lesión para la visualización de un órgano hueco o cavidad corporal.

Una plicatura es técnica quirúrgica que consiste en la formación de pliegues. Se utiliza principalmente para reducir el tamaño de órganos, generalmente el estómago.

Es recomendable que las primeras semanas no realice actividades vigorosas pero sí que comience con actividades de bajo impacto que le inicien en la vida activa como es realizar paseos diarios de mínimo 1h. Poco a poco su entrenador le irá introduciendo ejercicios de mayor resistencia progresivamente combinando ejercicios de tonificación (pesas, gap, bandas, Pilates, etc.) con ejercicios de gasto calórico o cardiovascular (como zumba o spinning).

El objetivo es convertir el ejercicio físico en una rutina semanal para poder continuar con la pérdida de peso y no recuperarlo a largo plazo. El ejercicio físico favorece el éxito del tratamiento ya que estimula la producción de feromonas que causan la sensación de bienestar que el paciente buscaba antes en la comida.

Contacta con nosotros a través de este formulario de contacto si deseas recibir más información sobre el método POSE o que te nuestro médico te haga un diagnóstico del que más se adaptaría a ti solicitando tu Primera Cita médica y gratuita.

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de privacidad.