Adelgazar es un completo proceso de cambio en el que te acompañaremos

UNIDAD DE OBESIDAD PARA LA PÉRDIDA DE PESO

Ponemos a tu servicio un equipo multidisciplinar para que tus cambios de hábitos hacia una vida más saludable sean todo un éxito.

Cuándo ponerse en manos de una clínica


Siempre se recomienda a los pacientes con problemas de obesidad o sobrepeso intentar perder el exceso de peso por vías tradicionales de dieta y ejercicio físico pero no siempre son procesos sencillos y muchos pacientes no logran los resultados deseados por mucho que se esfuercen. En este caso debe considerar los tratamientos de obesidad como una opción que facilite el seguimiento de una dieta saludable y de mantener un estilo de vida activo a modo de apoyo, nunca como solución definitiva para seguir manteniendo una vida sedentaria y comer sin cierto control.

Obes Corporación cuenta con médicos especializados en obesidad con más de 20 años de experiencia y equipo multidisciplinar que le ayudará a conseguir el éxito en el tratamiento de la obesidad.

Se realiza un seguimiento del adelgazamiento semanal durante 2 años posteriores al tratamiento indicado que ayude al paciente a adoptar nuevos hábitos de alimentación y de ejercicio físico para evitar recuperar el peso perdido transcurrido este tiempo. Contará con la ayuda de un nutricionista, un psicólogo especializado en tratamientos de la obesidad y un entrenador deportivo durante estos dos años de seguimiento además de contar con un teléfono de atención 24h al día 365 días del año para su total seguridad.

Elegir entre Métodos endoscópicos o Cirugías bariátricas

Los tratamientos endoscópicos no pierden cantidades de peso tan elevadas como las cirugías de la obesidad pero tienen menor índice de complicaciones médicas durante y después del tratamiento, generalmente no necesitan de anestesia general y su  recuperación es más rápida y menos dolorosa. Con estos  métodos endoscópicos, es decir no quirúrgicos, como el balón gástrico, el método APOLLO o el método POSE para la reducción de estómago el paciente puede llegar a perder hasta 45 kg.  Los pacientes de cirugías bariátricas pueden llegar a perder entre 30 y 50 Kg.

En cuestión de reversibilidad los tratamientos endoscópicos generalmente son reversibles de manera sencilla y están diseñados para durar hasta 2 años, a excepción del método POSE que es definitivo pero las modificaciones son muy pequeñas y no presenta molestias en la vida diaria del paciente. Las cirugías bariátricas varían en este aspecto, la manga gástrica es un método definitivo mientras que el bypass y la banda son métodos reversibles aunque de mayor complejidad y riesgo médico por lo que solo se realizan en casos de necesidad.

Las cirugías se indican en pacientes con un IMC superior a 40 con una obesidad de tipo 3 o mórbida que tengan este problema desde hace al menos dos años. Los métodos endoscópicos abarcan más rango con un IMC a partir de 30 para personas con sobrepeso u obesidad de tipo 1 o 2, aunque también se utilizan como vía para pacientes con una obesidad de tipo 2 y 3 para reducir los riesgos de la anestesia general que requieren las cirugías mayores.

Como su nombre indica los métodos endoscópicos optan por la vía endoscópica oral que consiste en la introducción de un tubo que incorpora una cámara (endoscopio) y material quirúrgico de tamaño muy reducido para realizas las intervenciones necesarias. Las cirugías bariátricas utilizan la laparoscopia, una técnica quirúrgica que consiste en la realización de varias incisiones de pequeño tamaño en el abdomen que sirven como puertos para introducir material quirúrgico.

Las cirugías normalmente consiguen reducir importantemente los niveles de ghrelina en sangre, hormona  causante el hambre, debido a las modificaciones que se realizan en la forma del estómago o en el intestino ya que se segrega en varios puntos del proceso digestivo. Y se ha observado cómo reducían los niveles de insulina en sangre mejorando la diabetes tipo dos y en algunos casos remitiéndola hasta no necesitar inyecciones. El método POSE y el método APOLLO, tratamientos endoscópicos, también han mostrado buenos resultados en la disminución de la hormona grelina.

Los métodos endoscópicos no suelen causar malabsorción que es fruente tras las cirugías bariátricas  y por tanto no necesita tomar suplementos vitamínicos de por vida.

Qué es la obesidad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) la define como “una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.”  Consiste en la acumulación de reservas de tejido adiposo a causa del almacenamiento del exceso de energía en forma de grasa en un periodo prologado de tiempo.

La OMS establece que el sobrepeso corresponde a un índice de masa corporal (IMC) superior a 25 y la obesidad a partir de 30 IMC. Normalmente se puede medir el grado de obesidad midiendo el perímetro de la cintura, lo valores normales se encuentran por debajo de los 102 cm en hombres y 88 cm en mujeres.

El IMC se calcula dividiendo el peso (Kg) entre la estatura (m2), aunque influyen muchos otros factores que determinan el peso de una persona y por ello estos valores son orientativos, siempre debe consultar con su médico antes de confirmar que padece de sobrepeso u obesidad.

Tipos de Obesidad

Puede clasificarse de varias maneras, en función del IMC, de los factores de riesgo, de la distribución de la grasa, etc.

La OMS establece los tipos de obesidad en función del IMC:

  • Normopeso: IMC 18,5 – 24,9 Kg/m2
  • Sobrepeso: IMC 25 -29 Kg/m2 A partir de aquí se considera Obesidad
  • Obesidad grado 1: IMC 30-34 Kg/m2 A partir de aquí se considera muy grave
  • Obesidad grado 2: IMC 35-39,9 kg/m2
  • Obesidad grado 3: IMC 40-49,9 kg/m2 A partir de aquí la vida del paciente corre un serio riesgo
  • Obesidad grado 4 u obesidad extrema: IMC >50 kg/m2

Según la distribución de la grasa podemos encontrar:

Obesidad abdominal o androide (forma de manzana): El exceso de grasa se localiza en el abdomen, el tórax y la cara. Este tipo de obesidad está muy asociada con la diabetes y enfermedades del corazón.

Obesidad periférica o ginoide (forma de pera): El exceso de grasa se acumula en muslos y caderas. Es frecuente en mujeres y está relacionada con problemas como las varices.

Obesidad homogénea: La grasa se reparte por todo el cuerpo en las mismas proporciones.

Según la causa encontramos:

Obesidad Genética: predispone al paciente a tener obesidad debido a la herencia genética de sus padres.

Obesidad Dietética:es resultado de la combinación de una vida sedentaria y una dieta de alto contenido calórico.

Obesidad por desajuste: se debe a fallos en el sistema hormonal que regula la saciedad por lo que la persona siente hambre por mucho que coma.

Defecto termogénico: el cuerpo no tiene la capacidad adecuada para quemar las calorías.

Obesidad Nerviosa: la sufren aquellas personas que tienen otras enfermedades como la hipoactividad u otros problemas psicológicos que altera sistemas de regulación de la saciedad.

Enfermedades endocrinas: como hipercorticismo o el hipotiroidismo.

Obesidad por medicamentos: como por ejemplo de antidepresivos.

Obesidad cromosómica: se asocia a defectos en los cromosomas como el de las personas con Síndrome de Down o de Turner.

Otros tipos de obesidad son:

Secundaria: Resultado de enfermedades que producen aumento de la grasa corporal.

Primaria: Cuando existe un desequilibrio entre gasto energético y la ingesta de alimentos.

Hipertrófica: Aumenta el volumen de adipocitos.

Hiperplásica: Aumenta el número de células adiposas.

Otras patologías asociadas a la obesidad

El sobrepeso y la obesidad son factores de riesgo para la aparición de numerosas enfermedades como las siguientes:

Enfermedades y problemas físicos asociados:

  • Diabetes mellitus tipo 2
  • Hipertensión
  • Colesterol elevado
  • Cáncer
  • Enfermedades cardiovasculares: ataques al corazón, cardiopatías coronarias, insuficiencia cardiaca
  • Apnea del sueño (dejar de respirar mientras duerme)
  • Glucosa (azúcar) alta en la sangre
  • Niveles de triglicéridos elevados
  • Accidentes cerebrovasculares
  • Problemas en las articulaciones y huesos debido al exceso de peso que soportan
  • Cálculos biliares
  • Problemas en el funcionamiento del hígado

Problemas psicosociales asociados a la obesidad

  • Deterioro de la autoestima y sentimiento de inferioridad.
  • Dificultad en la comunicación social.
  • Discriminación social, económica y laboral.
  • Susceptibilidad a psiconeurosis.
  • Menor movilidad.
  • Mayor absentismo laboral.

Tratamientos que realizamos en Obes Corporación