Balón intragástrico (BIG)

Métodos Endoscópicos
balón intra gástrico

  • Primera cita médica gratuita
  • Financiación hasta 60 meses
  • Cirujanos especializados en Obesidad con más de 20 años de experiencia
  • Atención al paciente 24h los 365 días del año
  • Más de 6.000 pacientes atendidos
  • Seguimiento SEMANAL durante 2 años: nutricional, psicológico y deportivo

ASPECTOS POSITIVOS DEL BALÓN

  • Reversible, se puede detener el tratamiento cuando se desee
  • Sin suturas ni incisiones. Menos invasivo que una cirugía
  • Mayor sensación de saciedad
  • Total seguridad para el paciente, no hay riesgo
  • Pérdida de peso entre 10 y 50 kg, media 23 kg

FICHA TÉCNICA DEL BALÓN

  • Tiempo aproximado de la intervención: 20 minutos Aprox.
  • Tipo de Anestesia: local y sedación
  • Tiempo de Hospitalización: no necesaria
  • Recuperación laboral y social: Vida normal en 48h máx.
  • Teléfono de Urgencias para el paciente disponible 24h

En qué consiste, cómo funciona un Balón gástrico

La colocación de un balón gástrico es un tratamiento sencillo que no requiere hospitalización. Se trata de un globo de silicona que se introduce vacío en el estómago por vía endoscópica, o también lo podemos encontrar de tipo ingerible con una sedación leve. Una vez colocado en el estómago, éste se rellena con una solución líquida salina que es lo que lo hincha y le da su volumen.

El objetivo es crear sensación de saciedad, debido al espacio ocupado por el balón. Esta saciedad hace que el paciente sienta que necesita menos alimentos que ingerir en cada comida para sentirse lleno, facilitándole adoptar hábitos saludables en su vida diaria que constituyan una base para lograr el éxito a largo plazo.

Tipos de balones intragástricos

Balón intragástrico ingerible

Se trata de un globo de silicona que se introduce vacío en el estómago mediante la ingesta de una cápsula, unida a un tubo para rellanarlo. Esta cápsula se ingiriere sin anestesia y con ayuda de pequeños sorbos de agua y bajo control radiológico (ecografía) para comprobar su posición y correcto hinchado. Una vez en el estómago, se rellena de suero o nitrógeno medicinal y una vez hinchado se desprende el tubo y se retira a través de la boca. El balón contiene una válvula que se va deshaciendo por acción del ácido del estómago y comienza a vaciarse en 4 meses aproximadamente y se expulsa por las heces de manera natural. Se va deshaciendo poco a poco.

En caso de que el balón no se elimine por las heces, se realiza una endoscopia con sedación leve para su extracción.

Los pacientes tratados pierden una media de 15 a 20 kg en 4 meses.

 

Balón intragátrico endoscópico

Se trata de un globo de silicona que se introduce vacío en el estómago por vía endoscópica con una sedación leve. Una vez colocado, éste se rellena con una solución salina. Este procedimiento dura unos 20 min.

Respecto al ingerible, el endoscópico permite una mayor duración y capacidad.

Se retira  por vía endoscopia con sedación leve cuando el paciente ya ha perdido todo el peso esperado, o tras dos meses sin pérdida de peso, con un tiempo máximo de 6 ó 12 meses según el tipo de balón.

  • El balón de 3 meses se indica para pacientes con un IMC entre 28 y 30. El paciente puede perder entre 10 y 20kg.
  • Con un balón de 6 meses el paciente pude llegar a perder entre 18 y 23 kg. Está indicado para pacientes con un IMC entre 30 y 40. 
  • La colocación de un balón de 1 año de duración implica realizar un pequeño anclaje quirúrgico en el estómago para impedir que se deshinche. Los pacientes tratados llegaron a perder hasta 40 kg.

Se pueden colocar hasta tres balones sucesivos en el periodo de un año y medio (está indicado para pacientes que padecen una obesidad grave (más de 300kg)) como método para perder el peso necesario con tal de reducir los riesgos de la anestesia y someterse a una cirugía posterior. Una persona con obesidad puede ponerse hasta dos en el caso de no obtener los resultados deseados o necesitar una pérdida de peso mayor. Aun así en estos casos se recomienda colocar antes un balón intragástrico de un año.

En qué se basa el éxito de un tratamiento de obesidad con balón intragástrico

El paciente nota una sensación de saciedad casi constante debido a que el balón ocupa un 30-40% del volumen total del estómago. Esta saciedad permite al paciente calmar su ansiedad por comer y centrarse en corregir los hábitos nutricionales, que en Obes Corporación además apoyamos con un equipo multidisciplinar durante 2 años.

Frente a otros métodos, el BIG tiene la ventaja de ser un método endoscópico, es decir, sin cirugías. No precisa de suturas ni cicatrices y su recuperación rápida permite incorporarse a la vida social y laboral sin causar alarma.

Pacientes indicados para un tratamiento de balón

  • Personas con un IMC entre 30 y 40, con una obesidad moderada, que hayan probado antes métodos no intervencionistas (sin haber pasado por ejemplo por una cirugía de estómago).
  • Personas que deseen mejorar su salud por sobrepeso u obesidad
  • Personas que tengan problemas de salud a causa del sobrepeso u obesidad: Diabetes, cardiopatías, hipertensión, síndrome de apnea obstructiva del sueño, etc.

Si su IMC es mayor a 40 (enlace o resaltar) debería comenzar a pensar en otros métodos más efectivos para este tipo de IMC como vía para la pérdida de peso efectiva, pues su estómago se encuentra demasiado dilatado para una colocación correcta del balón. Este tipo de obesidad precisa de cirugía especializada que garantice pérdidas de peso mayor a los 50 kg.

El BIG es una vía, además, para reducir parte del peso indicado para reducir riesgos en la operación final como el de la anestesia general. Como decimos, si sólo se quiere perder peso con balones en caso de obesidad mórbida este método no está indicado, pero sí puede ayudar a la preparación; se pueden poner hasta 3 balones seguidos por tal de perder peso antes de realizar una cirugía que permita lograr la pérdida de peso efectiva, pero estaría recomendado para más de 300 kg u obesidades muy graves. En perder el peso necesario mediante balones para someterse luego a la cirugía se tarda un año y medio aproximadamente.

 

Contraindicaciones, para quién no está indicado un balón gástrico:

  • Patologías estenosante del tubo digestivo, pre o postgástrica, donde pudiera impactarse el balón intragástrico (cirugía abdominal, enfermedad de Crohn, etc.)
  • Hernia de Hiato de más de 8 cm de diámetro.
  • Consumo de drogas o alcohol.
  • Embarazo
  • Obesos menores de 13 años y mayores de 70.
  • Tener un índice de masa corporal (IMC) inferior a 27.
  • Haber sido sometido previamente a una cirugía bariátrica.
  • Presentar anomalías anatómicas en la faringe y el esófago.
  • Estar en tratamiento con fármacos antiinflamatorios o anticoagulantes al sufrir enfermedades inflamatorias o determinadas enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.
  • Enfermedades que ponen en riesgo buena salud del paciente: úlceras gastrointestinales, lesiones de la mucosa gástrica, esofagitis
  • Padecer trastornos psiquiátricos o de alimentación.
  • Personas alérgicas a la silicona.
  • Pacientes con obesidad mórbida en los que está contraindicada la cirugía bariátrica y que presentan enfermedades asociadas, como una cardiopatía severa, una insuficiencia renal o hepática, etc. Una pérdida rápida de peso puede ocasionar el agravamiento de estas patologías. No se podría soportar por el paciente debido a los problemas de salud que ya tiene.

Paso a paso de la implantación de un balón intragástrico

  1. Primera consulta médica gratuita: puedes solicitarla en nuestro formulario de contacto.

2. Pre-tratamiento:

Se realiza un estudio en profundidad del paciente respecto a su historial clínico, historial de obesidad, perfil dietético y perfil psicológico, para conocer su compatibilidad con el tratamiento.

El paciente debe acudir a una revisión estomacal días antes de la realización del tratamiento para detectar úlceras, heridas, gastritis, etc. que puedan dificultar la implantación del balón.

Los 4 días anteriores al tratamiento deberá consumir medicamentos protectores del estómago en función de las recomendaciones de su médico, para prevenir problemas en el estómago durante y después de la colocación del balón.

Es necesario seguir una dieta líquida (no ingerir alimentos masticables) los 3- 4 días anteriores a la implantación del balón para asegurar que el estómago está libre de residuos alimenticios en el momento de la colocación. Esta dieta incluirá alimentos como: zumos, Leche, Sopas o purés poco densos, Gelatina líquida, leche, yogur líquido, infusiones, etc. Se deben evitar los siguientes alimentos: Café, Bebidas gaseosas, Chocolate, Helados, etc.

Obes Corporación dispone de  servicio de atención 24h para consultas sobre qué alimentos puede ingerir antes, durante y después del tratamiento.

3. Tratamiento

En caso del balón gástrico endoscópico se aplica una sedación leve para realizar la endoscopia. Mediante esta técnica se introduce un globo de silicona deshinchado en el estómago y se rellena con suero.

En el del balón ingerible se introduce vacío en el estómago mediante la ingesta de una cápsula unida a un tubo para rellanarlo. Esta cápsula se ingiriere sin anestesia y con ayuda de pequeños sorbos de agua y bajo control radiológico (=ecografía)  para comprobar su posición y correcto hinchado. Una vez en el estómago, se rellena de (suero o nitrógeno medicinal). Una vez hinchado se desprende el tubo y se retira a través de la boca.

Este procedimiento dura una media de 20 min. Tras su colocación el paciente permanece un rato en observación y se va a casa. En 48h aproximadamente puede realizar vida normal (incorporación vida social y laboral) salvo por la dieta.

4. Post-tratamiento

Los primeros días sentirá molestias que irán mejorando a medida que su cuerpo se adapte a la presencia del balón, ya que se trata de un “cuerpo extraño” e intenta expulsarlo. Los calambres, náuseas, vómitos o diarreas son normales aunque dependerá de cada paciente la cantidad de los mismos y es muy importante que siga las instrucciones de su médico para paliar estos síntomas. No es raro presenciar algunas décimas de fiebre  uno o dos días posteriores al tratamiento. Estos desaparecen a los 3-4 días.

Los primeros días se recomienda seguir una dieta líquida para facilitar la adaptación del balón dentro del estómago. Esta dieta incluirá alimentos como zumos, leche, sopas, gelatina, leche, yogur líquido, infusiones, polos, etc. Deberán evitarse: bebidas gaseosas, café, alimentos grasos, chocolate, helado, etc. Se introducirá alimentos de mayor consistencia progresivamente bajo supervisión de un nutricionista.

Obes Corporación mantiene un seguimiento semanal durante 2 años, nutricional,  psicológico y deportivo, para garantizar el éxito del tratamiento.

5. Retirada

Antes de la retirada el paciente debe mantener una dieta líquida un par de días para facilitar el procedimiento. Los pacientes que lo requieran por su actividad diaria deberán tomar un complemento nutricional indicado por su nutricionista.

Se realiza una endoscopia, de 30 minutos aproximadamente, mediante la cual primero se extrae el líquido del balón y después es retirado deshinchado.

En el caso del balón ingerible, el paciente normalmente lo expulsa de manera natural, por las heces, debido a que gracias al material del balón este se deshace con el ácido estomacal. En caso de que esto no suceda, se le retira de manera endoscópica.

En caso de que pierda el peso deseado antes de lo esperado se retira el balón mediante el proceso endoscópico.

Recomendaciones previas y durante el tratamiento

  • Es muy recomendable la presencia de un/a acompañante durante todo el período de ingreso postoperatorio hasta el alta.
  • Procura no fumar los días previos y posteriores a tu procedimiento.
  • Acudir a la implantación sin maquillaje, sin cremas corporales y/o faciales, sin joyas, esmaltes de uñas, ni objetos metálicos tales como pendientes, pulseras, anillos
  • No puedes entrar al quirófano con prótesis dentales ni lentes de contacto.
  • Recomendamos que uses con calzado cómodo y con ropa holgada; y organizar la vuelta a casa acompañado.
  • Llevar tu DNI es imprescindible para realizar el ingreso.
  • Entre los cuidados especiales te recomendamos NO tomar aspirina, anti-inflamatorios, ibuprofeno ni otros fármacos que puedan alterar la coagulación en los 10 días previos a la intervención.
  • Tampoco debes tomar productos de herbolarios desde 15 días antes de la operación. Procura no fumar los días previos.
  • Deberás realizar el ingreso hospitalario en ayunas de líquidos y sólidos de 3 días. La noche anterior puedes cenar liviano; pero a partir de las doce de la noche no puedes beber ni comer nada.
  • Días antes tu médico te habrá dado las pautas oportunas, ya que unos 3 dias antes la dieta líquida ayudará a lograr un estómago limpio de residuos sólidos,  para poder hacer una revisión perfecta del estomago y asi estar seguros de que no habrá ningún problema en los meses en los que el paciente llevara el BIG puesto.

Qué pasa si se rompe o pincha el balón

El balón como tal no puede sufrir una rotura pero si puede presentar fisuras, si se ha comido por ejemplo algo punzante que genere un poro, aunque es poco frecuente.

El suero que sirve de relleno para el balón es tinta de azul de metileno con el fin de que en caso de pinchazo o fuga se pueda detectar mediante el color verde en la orina. Una vez pinchado tarda entre 2 y 5 días en llegar al intestino, por lo que si el paciente detecta este color, debe llamar a la clínica inmediatamente y se le garantiza un cambio de balón antes de las 6 horas, los 365 días del año y a cualquier hora, con coste 0.

Para cualquier complicación, se le facilita al paciente un teléfono de urgencias 24h.

Materiales utilizados

El balón (los dos tipos) se compone principalmente de silicona ya que se ha demostrado que es un material compatible con el cuerpo humano. A pesar de ello existen personas que presentan alergia a este material, en este caso la implantación del balón no es posible.

El balón intragástrico endoscópico se llena con suero compuesto de azul metileno para detectar a través de la orina si se producen fisuras durante el tratamiento.

El balón intragástrico ingerible se rellena con suero fisiológico.

Resultados del tratamiento BIG

Un balón intragástrico  permite una pérdida de peso media entre 25 y 30kg. Depende del paciente y del nivel de obesidad o sobrepeso que presenta. A corto y medio plazo los resultados son satisfactorios gracias a la cooperación de paciente con los diferentes profesionales que le acompañan durante el tratamiento. Aun así, existe una tasa de fracaso en general de un BIG de entre un 15% (en manos de equipos con profesionales expertos) y hasta un 50%, cuando el paciente no recibe el apoyo adecuado. A largo plazo, a partir de la retirada del balón, existe un mayor riesgo de recuperar el peso perdido en aquellos pacientes que no se encuentren totalmente implicados con los hábitos adquiridos.

De ahí que en Obes Corporación acompañemos a cada paciente durante su tratamiento con el balón gástrico durante 2 años y le formemos sobre los hábitos de salud y alimenticios que le serán la base para su correcta alimentación y estilo de vida para siempre.

Preguntas frecuentes

En este caso se retira el balón gástrico mediante una endoscopia que dura aproximadamente 30 minutos, se extrae el líquido del balón y se retira la silicona.

También conocida como la  “hormona del hambre”.  Se trata de una hormona sintetizada principalmente por el estómago y el páncreas y es la encargada de generar la sensación de hambre. Antes de las comidas aumenta y disminuye drásticamente tras ingerir alimentos, manteniendo sus niveles estables hasta 3 horas después. La leptina es la hormona opuesta la grelina, es la responsable de la sensación de saciedad tras las comidas.

La grelina no sólo estimula el apetito, sino que también favorece la acumulación de grasa visceral, situada en la zona abdominal y considerada como una de las más nocivas,  tal como se muestra en la  investigación elaborada por el Laboratorio de Investigación Metabólica de la Clínica Universidad de Navarra, que ha sido publicado en la revista científica International Journal of Obesity.

Técnica médica indolora, implica una sedación leve para evitar molestias, que consiste en la introducción de una cámara o lente dentro de un tubo o endoscopio a través de un orificio natural, una incisión quirúrgica o una lesión para la visualización de un órgano hueco o cavidad corporal.

Es recomendable para lograr el éxito del tratamiento, pues la liberación de feromonas estimula la sensación de bienestar en el paciente y que no necesite de comida para lograr esa sensación. Además de iniciar la modificación de los hábitos diarios que ayudarán al paciente a no recuperar el peso perdido.

Sólo puede realizar ejercicios de bajo impacto con el seguimiento de un entrenador personal, Si acude a su propio gimnasio los entrenadores personales de la clínica pueden ponerse en contacto con su entrenador habitual para seguir las recomendaciones y pautas básicas para no dañar el balón.

Los ejercicios deben ser progresivos. Comenzando por actividades de bajo impacto como caminar. Tras notar una mejora en el rendimiento físico los primeros días se comienza con ejercicios de una mayor intensidad muscular combinando ejercicios de tonificación con los de gasto calórico (cardiovascular). Un ejemplo seria combinar un entrenamiento leve de pesas con clases de zumba o spinning. O combinar clases de elíptica con clases de tonificación (GAP, Pilates, yoga, como ejemplo) se debe priorizar el ejercicio cardiovascular para maximizar la pérdida de peso.

El objetivo es convertir el ejercicio físico en una rutina semanal. Es recomendable realizar sesiones de 45 minutos, cinco veces a la semana. En mejorar los resultados físicos y obtener el peso deseado es suficiente realizar sesiones de 60 minutos tres veces a la semana.

Los primeros días sentirá molestias que irán mejorando a medida que su cuerpo se adapte a la presencia del balón, ya que se trata de un “cuerpo extraño” e intentará expulsarlo. Los calambres, nauseas, vómitos o diarreas son normales y es muy importante que siga las instrucciones de su médico para paliar estos síntomas. También pueden aparecer algunas décimas de fiebre  uno o dos días posteriores al tratamiento. Estos síntomas desaparecen a los 3-4 días.

La obstrucción del intestino a causa de la rotura del balón es muy excepcional. El balón ingerible, se hincha con nitrógeno medicinal, está preparado para eliminarse por heces, sin causar obstrucción.

Existen muy pocos casos en los que este tratamiento provoque intolerancia y deba ser retirado.

Como en otros procedimientos gástricos, existe el riesgo de que se produzcan lesiones en las  paredes del tubo digestivo, ya sea por contacto directo con los instrumentos usados para la colocación del globo, por el mismo globo, o como resultado del aumento de la producción de ácido por parte del estómago.

Los primeros días se recomienda seguir una dieta líquida para facilitar la adaptación del balón dentro del estómago.

El primer día difícilmente podrá consumir más allá de sorbos de agua o zumos. En los 4 días posteriores se mantiene una dieta líquida que incluirá: Zumos, Leche, Sopas, gelatina, leche, yogur líquido, infusiones, polos.

Algunos alimentos a evitar durante la dieta líquida son: Café, Bebidas gaseosas, Alimentos con grasa, Chocolate, Helados etc.

Cuando pasen a disminuir los vómitos, el paciente comienza a consumir progresivamente alimentos más sólidos. Durante los primeros 6-7 días tras la fase liquida se incorporan alimentos semilíquidos como yogur o puré y verduras acuosas. Se complementa esta primera fase con un suplemento alimenticio que le proporcionará su médico para garantizar el aporte energético y nutricional necesario.

Tras este periodo se comienza a introducir alimentos más pastosos como cremas, purés, puré de frutas o compotas. Por último se retoma la ingesta normal de alimentos sólidos, primero de consistencia blanda, que deberá seguirse bajo las pautas de su médico o nutricionista con el fin de mantener una dieta equilibrada. Algunos alimentos de consistencia blanda son: verduras cocidas, carnes magras, pescado hervido, huevos, pasta y arroz. Su nutricionista irá incluyendo alimentos de mayor consistencia pero de manera saludable y siempre adaptándose a los gustos del paciente.

Obes Corporación dispone de  servicio de atención 24h para consultas sobre qué alimentos puede ingerir antes, durante y después del tratamiento.

A partir de la 3 – 4 semana el paciente ya puede consumir alimentos sólidos. El arroz se considera un alimento de consistencia blanda que es de fácil digestión, por lo tanto es un alimento que se introduce en la dieta relativamente rápido. Antes de introducirlo en la dieta se aconseja mantener una dieta líquida que introduce progresivamente alimentos de mayor consistencia.

Los primeros días notará ciertas molestias defensivas ante el cuerpo extraño introducido. Posteriormente lo habitual es no percibir el balón. Al realizar actividades de elevado impacto como correr o saltar puede notar cierta molestia pero no es frecuente.

El tratamiento se enfoca a la reeducación nutricional y la modificación de hábitos. Con la ayuda del equipo multidisciplinar de Obes Corporación y el balón intragástrico se puede conseguir un éxito duradero que permita mejorar su salud y calidad de vida.

El estómago tiene la capacidad de dilatarse pero hasta cierto límite. Esta capacidad hace que la eficacia del balón sea mayor los 5 primeros meses. Esto permite observar a partir del 6 mes si el paciente está perdiendo peso a causa del balón o al cambio en sus hábitos diarios.

Un estomago más dilatado no produce mayor hambre ni sensación de vacío si los hábitos alimentarios son adecuados.

Se pueden colocar hasta tres balones sucesivos en el periodo de un año y medio. Está indicado para pacientes que padecen una obesidad grave (más de 300kg) como método para perder el peso necesario con tal de reducir los riesgos de la anestesia y someterse a una cirugía posterior. Una persona con obesidad puede ponerse hasta dos en el caso de no obtener los resultados deseados o necesitar una pérdida de peso mayor. Aun así en estos casos se recomienda colocar antes un balón intragástrico de un año.

¿Quieres saber más sobre el BIG o contactar con nosotros para pedir una primera Cita Médica Gratuita? Rellena este formulario y contactaremos contigo sin compromiso, en horario laborable.

Otros tratamientos relacionados:

Método APOLLO

Método POSE

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de privacidad.

Summary