Banda Gástrica

Cirugía de la Obesidad
bandagastrica-obescorporacion_alicante

  • Primera cita medica gratuita
  • Financiación hasta 60 meses
  • Atención las 24h los 365 días del año para pacientes
  • Seguimiento semanal durante 2 años: nutricional, psicológico y deportivo
  • Médicos especializados en obesidad con más de 20 años de experiencia y 3.000 casos tratados en España

VENTAJAS DE LA BANDA GÁSTRICA

  • Es el procedimiento bariátrico menos invasivo.
  • Es completamente reversible
  • No modifica la forma natural del estómago ni del sistema digestivo
  • El índice de posibles complicaciones es menor que en otras cirugías bariátricas

INFORMACIÓN TÉCNICA DE LA BANDA GÁSTRICA

  • Tiempo aproximado de la intervención: entre 45 y 90 minutos
  • Tipo de Anestesia: General
  • Tiempo de Hospitalización: 1 noche
  • Recuperación para vida laboral y social: 2 semanas
  • Teléfono de urgencias disponible para el paciente 24h

Qué es la Banda Gástrica

Es una cirugía bariátrica que se realiza mediante laparoscopia y consiste en la colocación de una banda de silicona, como una especie de anillo, que comprime a modo de cinturón la parte superior del estómago para reducir su tamaño  y hacer efecto reloj de arena en el que los alimentos caen lentamente al estómago normal  ralentizando su digestión y vaciado al intestino hasta en 2h.

Esta banda se conecta a una válvula ubicada en un reservorio en la grasa del abdomen que  permite introducir la solución salina para regular su tamaño.

La banda puede ajustarse tras su colocación de manera sencilla y si se desea puede retirarse en un futuro.

Pacientes indicados de la Banda Gástrica

Pacientes con un IMC entre 40 y 50. Se recomienda en personas con un IMC entre 35 y 40 en el caso de que padezca enfermedades asociadas a la obesidad como apnea del sueño, diabetes o problemas de corazón.

 

Pacientes para los que está contraindicado este tratamiento:

  • Hernia de Hiato
  • Antecedentes de problemas de consumo de drogas o alcohol
  • Embarazo
  • Menores de 18 años y mayores de 70.
  • Tener un índice de masa corporal (IMC) inferior a 30.
  • Estar en tratamiento con fármacos antiinflamatorios o anticoagulantes al sufrir enfermedades inflamatorias o determinadas enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.
  • ulceras gastrointestinales, lesiones de la mucosa gástrica, esofagitis o similares
  • Padecer trastornos psiquiátricos o de alimentación como bulimia o anorexia.
  • Personas alérgicas a la silicona
  • Pacientes con obesidad mórbida en los que está contraindicada la cirugía bariátrica y que presentan enfermedades asociadas, como una cardiopatía severa, una insuficiencia renal o hepática, etc. Una pérdida rápida de peso puede ocasionar el agravamiento de estas patologías.

Paso a paso del Tratamiento de Banda gástrico

1.      Primera consulta médica gratuita: solicita tu primera cita médica gratuita en nuestro formulario.

2.      Pre tratamiento:

Se realiza un estudio en profundidad del paciente respecto a su historial clínico, historial de obesidad, perfil dietético y perfil psicológico, para conocer su compatibilidad con el tratamiento.

La semana anterior a su cita para la cirugía debe evitar tomar medicamentos anti-inflamatorios como ibuprofeno ni otros fármacos anticoagulantes o de herbolario. Si tiene posibles molestias consulte con su médico o con la atención 24h de la que dispone Obes Corporación. No se recomienda fumar las semanas anteriores a su cita con la clínica.

Debe acudir a la clínica en ayunas sin haber consumido nada como mínimo las 6h anteriores. El día de la intervención debe acudir sin maquillaje, cremas, esmalte de uñas, objetos metálicos ni lentes de contacto.

3.      Tratamiento

Por vía laparoscópica se coloca un anillo de silicona (banda) deshinchado en la parte superior del estómago creando una pequeña bolsa de abertura estrecha hacia el estómago.

Se coloca un reservorio en la grasa del abdomen por el cual se introduce el líquido para rellenar la banda. Este reservorio permite ajustar la banda varias veces según las necesidades del paciente añadiendo o succionando la solución salina que rellena el anillo.

4.      Post Tratamiento

La SEME (Sociedad Española de medicina estética) advierte que la estancia en el hospital tras esta intervención debe ser de entre 12 y 24 horas.

Es posible que sienta dolores en la zona abdominal y precise de analgésicos los primeros días. Es importante comenzar con la vida activa cuanto antes para facilitar la recuperación. Tras 24h en la clínica se realiza una radiografía para asegurarse de que nada se ha desplazado.

Las dos primeras semanas mantendrá una dieta líquida que incluirá alimentos como caldos, leche, zumos, etc. Es importante mantenerse bien hidratado en este tiempo. Es normal tener estreñimiento las primeras semanas, procure no realizar esfuerzos y consulte con su médico como puede mejorar el funcionamiento del intestino.

Cuando comience a introducir alimentos sólidos en su dieta puede notar malestar o nauseas  si no mastica bien los alimentos o come en exceso.

El primer año la banda se ajusta en varias ocasiones hasta encontrar la medida adecuada que le permita sentirse saciado y perder peso sin sentir malestar o vómitos.

Obes Corporación mantiene un seguimiento semanal durante 2 años, nutricional,  psicológico y deportivo, para garantizar el éxito del tratamiento.

¿Cómo se ajusta la Banda?

Se realiza mediante punción de la válvula colocada en la grasa abdominal. No precisa de anestesia ni intervención, es un procedimiento sencillo que no tarda más de 20 minutos.

Normalmente se ajusta la banda tras las primeras 3 o 6 semanas de la intervención. Depende del paciente y de su adaptación a la banda se modifica varias veces más a lo largo del primer año, normalmente se ajusta una media de 3 veces antes de que no necesite volver a tocarse.

Diferencia con otros métodos de tratamiento de la Obesidad

Manga Gástrica

Similitudes entre la Manga Gástrica y Banda Gástrica:

Tanto la banda gástrica como la manga gástrica utilizan métodos laparoscópicos para realizar la intervención bajo anestesia general.

Ambos tratamientos buscan lograr la sensación de saciedad que se produce reduciendo el tamaño del estómago.

Diferencias entre la Manga Gástrica y Banda Gástrica:

La manga gástrica modifica la forma natural del estómago realizando suturas e incisiones en este para lograr una forma tubular y  eliminar así el bolsón que permite su dilatación. Además este tratamiento ayuda a reducir los niveles de ghrelina, también conocida como la hormona del hambre. La banda restringe la capacidad del estómago sin necesidad de modificar su forma natural, este tratamiento consiste en la colocación de un anillo de silicona en la parte superior del estómago creando una pequeña bolsa que limita la capacidad de alimento (250 ml) y ralentiza su vaciado.

Una diferencia fundamental es su reversibilidad. La banda es totalmente reversible y ajustable según las necesidades del paciente mientras que la manga es un tratamiento definitivo ya que se elimina una parte del estómago. Aunque la banda requiere de cierto mantenimiento regular para su buen funcionamiento.

El índice de complicaciones médicas a largo plazo es menor en el caso de la manga ya que no se introducen objetos externos en el cuerpo.

La pérdida de peso es muy parecida en ambos tratamientos pero en los primeros meses las personas que se someten a manga gástrica pierden más peso que los que llevan la banda, a largo plazo también se puede observar como la manga es más efectiva en la pérdida del exceso de peso.

 

Bypass

Similitudes entre el Bypass gástrico y la Banda Gástrica:

Ambas son cirugías bariátricas que utilizan la laparoscopia para realizar restricciones en la capacidad del estómago, aunque el bypass también añade una parte malabsortiva.

Son reversibles, la banda está pensada para poder mantenerse en su sitio durante toda la vida del paciente pero si este lo desea puede retirarse mediante laparoscopia además de ser ajustable, lo cual permite adaptarse a las necesidades del paciente aunque requiere cierto mantenimiento regular. El bypass es reversible aunque no es recomendable debido a su complejidad.

Diferencias entre la el Bypass Gástrico y la Banda Gástrica:

El bypass es una cirugía bariátrica mixta que modifica el tamaño del estómago dividiéndolo en dos secciones y realiza una desviación en el intestino delgado para conseguir malabsorción. Este tratamiento actúa directamente sobre los niveles de grelina en sangre debido a la desviación del sistema digestivo. La banda gástrica es una operación restrictiva que crea una pequeña bolsa en la parte superior del estómago gracias la colocación de un anillo de silicona y crea una forma de reloj de arena que limita la capacidad de almacenar alimentos y ralentiza el vaciado del estómago.

Un estudio realizado por la Escuela de Medicina de la University of Wisconsin demostró como los pacientes que se sometieron a un bypass gástrico perdían el 64% del exceso de peso tras un año comparado con el 36% de aquellos que se realizaron un tratamiento de banda gástrica. Este estudio, dirigido por el doctor Guilherme y publicado en Archives of Surgery, también demostró como en ambos tratamientos las tasas de complicaciones fueros muy similares pero los resultados sugerían que la banda era un método más seguro debido a la diferencia de procedimiento.

 

Plicaturas (POSE y APOLLO)

Similitudes entre la Banda Gástrica y Plicaturas:

Ambos métodos tienen como finalidad la restricción de la capacidad del estómago para lograr antes la sensación de saciedad que sirva de ayuda a los pacientes en lo que logran una modificación de hábitos saludables.

Diferencias entre la Banda Gástrica y Plicaturas:

La banda gástrica se considera una cirugía que se realiza mediante laparoscopia mientras que las plicaturas (POSE y APOLLO) son reconocidas como técnicas mini-invasivas endoscópicas y por tanto conllevan un riesgo menor al de las cirugías.

Las plicaturas utilizan suturas para plegar el estómago sobre sí mismo sin necesidad de cortes ni incisiones y reduciendo su tamaño hasta un 50%. La banda gástrica trata de la colocación de un anillo en la parte superior del estómago para crear una bolsa de menor tamaño que limita la capacidad de almacenamiento y reduce el tiempo de vaciamiento. Las cirugías bariátricas  normalmente consiguen pérdidas de peso mayores al de las plicaturas.

 

BIG (Balón Instragástrico)

Similitudes entre el Balón Gástrico y la Banda Gástrica:

Buscan limitar la capacidad del estómago para lograr la sensación de saciedad con cantidades de comida muy reducidas.

Ambos tratamientos son reversibles, la banda gástrica está pensada para durar toda la vida aunque se puede retirar siempre que se desee mediante una laparoscopia o ajustar su diámetro. El balón gástrico se retira tras unos meses desde su colocación variando en función del tipo de balón.

Se introducen objetos externos en el cuerpo que se componen principalmente de silicona y solución salina, materiales muy utilizados en intervenciones médicas.

Diferencias entre el Balón Gástrico y la Banda Gástrica:

El balón gástrico consiste en la colocación por vía endoscópica de un balón de silicona  que se rellena dentro del estómago con suero. Es un procedimiento sencillo que no requiere de anestesia general como en el caso de la banda sino de una sedación leve y que no tarda más de 50 min. La banda se realiza mediante laparoscopia y es algo más compleja por lo que se administra anestesia general y dura entre 45 y 90 min.  Este tratamiento consiste en la colocación de un anillo de silicona en la parte superior del estómago para crear una bolsa de menor tamaño que limita la capacidad de almacenamiento de comida y retrasa el vaciamiento del estómago. La banda gástrica considerada como cirugía bariátrica se asocia con un índice mayor de complicaciones médicas que el balón gástrico clasificado como método endoscópico.

La periodo de peso es similar aunque se nota una mayor pérdida del exceso de peso en pacientes de banda gástrica, además de no necesitar de su retirada con lo que el paciente cuenta con el apoyo de un estomago más pequeño por más tiempo que un balón gástrico que se retira como máximo en 12 meses.

La banda gástrica precisa de mantenimiento regular que asegure su buena colocación y la cantidad adecuada de solución salina.

Riesgos y síntomas de la banda gástrica

A largo plazo, entre uno y dos años, es frecuente la necesidad de realizar una segunda intervención en pacientes que presentan una obesidad mórbida para cambiar la banda gástrica ya que ésta suele desplazarse a causa de la dilatación del estómago.

Pueden producirse complicaciones en el funcionamiento de la banda como:

  • Migración o erosión: Tras la intervención la banda crece en el estómago y no llega a cumplir su función restrictiva.
  • Intolerancia a la banda: Es frecuente el rechazo de la banda por parte de algunos pacientes ya que el organismo lo identifica como objeto externo. En este caso la única solución es retirar la banda.
  • Fuga de alimento: algunos pacientes no experimentan la disminución del apetito que debería logarse con la banda y esto puede deberse a una fuga en la banda que permite el paso de los alimentos de manera normal cuando debería estar limitado.
  • Desajustes en la banda: a menudo la banda se desplaza un poco más arriba de su lugar y no cumple correctamente su función de limitar la capacidad del estómago.

Pueden aparecer algunos síntomas o complicaciones tras la intervención pero que tienen sencilla solución como:

  • Coágulos de sangre: es normal en personas con obesidad presentar este problema pero se soluciona mediante anticoagulantes.
  • Perforaciones en el intestino: este problema no es muy frecuente. Sucede normalmente durante la intervención por lo que el médico lo repara inmediatamente.
  • Esófago dilatado: surge en el momento en que la banda está demasiado apretada y como consecuencia se agranda el esófago provocando vómitos y nauseas.
  • Cálculos en los riñones: tras una rápida pérdida de peso es normal que se formen pequeñas piedras debido a la acumulación de colesterol.
  • Reflujo gastroesofágico: este problema presenta varios síntomas como reflujos, ardor en el estómago y cambios en la estructura microscópica del esófago
  • Hernia de hiato.
  • Dispepsia: es la incapacidad de digerir los alimentos correctamente. Es frecuente tras las cirugías bariátricas y conlleva complicaciones a largo plazo como malabsorción, anemia, osteoporosis y estreñimiento.
  • Intolerancias alimenticias: la más frecuente es la intolerancia a la lactosa.
  • Vómitos y náuseas: es el síntoma más frecuente en pacientes que se someten a la banda gástrica. Normalmente remiten a los dos meses tras la operación.
  • Neumonía
  • Problemas con el puerto de acceso. Podría aparecer infección alrededor de la zona del puerto de acceso o incluso este podría desconectarse o producirse alguna fuga.

Los pacientes deben realizar visitas regulares a su médico para mantener la banda en su sitio y ajustada y  evitar posibles complicaciones a largo plazo.

Debido a la rápida pérdida de peso es normal que durante las 3 o 6 primeras semanas experimente:

  • Cansancio
  • Piel seca
  • Cambios de humor
  • Perdida del cabello

Preguntas frecuentes

Es una técnica utilizada en cirugía que consiste en realizar varias incisiones de 0.5 a 1cm, llamadas puertos, por las cuales introducir instrumentos tubulares especializados y una cámara (laparoscopio). Se introduce gas CO2 en el abdomen del paciente para dar al cirujano mayor espacio de trabajo y visibilidad. Gracias al laparoscopio el cirujano puede observar en una pantalla los movimientos que se van realizando. Comparado con la cirugía tradicional o abierta, la laparoscopia permite una recuperación más breve y menos dolorosa, además de dejar cicatrices menos visibles.

Es recomendable esperar al menos 3 semanas hasta que cicatricen las heridas y el cuerpo se haya adaptado correctamente la banda para comenzar con ejercicios que requieran cierta intensidad como trotar o levantar peso (más de 15 kg). Aun así es recomendable comenzar cuanto antes con la vida activa, en este caso lo mejor es realizar paseos diarios de mínimo una hora. A medida que comience a recuperarse su entrenador personal comenzará con usted los ejercicios de bajo impacto como trotar, nadar, etc. Si acude a su propio gimnasio los entrenadores personales de la clínica pueden ponerse en contacto con su entrenador habitual para seguir las recomendaciones y pautas básicas para no dañarla banda ni la válvula colocada.

Tras notar una mejora en el rendimiento físico se comienza con ejercicios de una mayor intensidad muscular combinando ejercicios de fuerza con cardiovasculares y de flexibilidad.

El objetivo es convertir el ejercicio físico en una rutina que garantice el éxito de tratamiento a largo plazo. La liberación de feromonas a causa del ejercicio produce una sensación de bienestar que busca el paciente en la comida y por tanto es tan importante este hábito.

No es necesario retirarla ya que está diseñada para que se mantenga de por vida en su lugar con un mantenimiento mínimo. De igual manera se puede retirar cuando el paciente lo precise mediante técnica laparoscópica similar a la realizada para su colocación. En algunos casos de pacientes con elevado grado de obesidad ha sido necesario retirar la banda para sustituirla por otra ya que esta se había desplazado debido a la dilatación de estómago tras dos años.

La bolsa creada tiene una capacidad de 250 ml de alimento masticado, en comparación con el tamaño de un estómago normal que tienen capacidad para 1L. Tras un periodo de dieta liquida se introducirán progresivamente alimentos de consistencia más sólida bajo supervisión de un nutricionista, es importante que no fuerce el estómago con más cantidad de la que le recomiende su especialista para no agrandar el estómago y necesitar de un reajuste en la banda.

Las dos primeras semanas de dieta líquida su dieta incluirá zumos, sopas, caldos, leche, yogur líquido, etc. Después se comienza a introducir alimentos de consistencia triturada como purés y papillas. Tras adaptarse a estos alimentos se comienza con los alimentos de consistencia blanda como pollo, atún, pescado, gelatina, verduras hervidas, etc. Y después de 4 o 6 semanas tras la intervención ya comienzan a introducirse alimentos sólidos como pasta, carnes, pan, verduras crudas, etc.

En comenzar a ingerir alimentos de consistencia más sólida debe recordar masticar bien los alimentos para evitar obstruir la abertura del estómago. Debe evitar beber agua antes y durante las comidas, es recomendable esperar al menos 1h después de comer para beber líquido ya que este podría llenarle demasiado o facilitar la dilatación del estómago. Preferiblemente evite usar pajitas ya que pueden introducir aire en el estómago.

Es normal sentir cierta molestia al principio en el consumo de ciertos alimentos como el arroz, pasta, pan, verduras crudas, palomitas, nueces y carnes  ya que son de difícil digestión o demasiado secos.

El reservorio o válvula colocada en la grasa del estómago pasa totalmente desapercibida ya que se encuentra bajo la piel y el paciente no tiene por qué notar su presencia. Normalmente los primeros meses puede resultar molesto debido al proceso de adaptación que realiza el cuerpo ante la colocación de un objeto externo pero tras este periodo remiten los síntomas y pasa totalmente inadvertida.

En el caso de que no mastique bien los alimentos es posible que esta obertura se atasque debido a su tamaño reducido, en este caso el propio cuerpo reacciona con nauseas e incluso vómitos que permitan desbloquear esta vía. Por ello es tan importante poner atención en las comidas y tomarse su tiempo en masticar bien los alimentos.

No tiene por qué quitarse, puede ir ajustándose con el paso del tiempo, aunque en casos de obesidad mórbida es frecuente a los dos años necesitar un cambio de banda debido a su desplazamiento por la dilatación del estómago.

En el caso de que se retire por problemas de salud o por elección del paciente es posible recuperar el peso perdido si no ha logrado modificar sus hábitos de alimentación además de seguir una vida sedentaria. Por ello la clínica dispone de un seguimiento semanal durante dos años que permitan lograr el cambio de hábitos y rutinas a largo plazo para no recuperar el peso perdido.

Conoce otros métodos de tratamiento de la obesidad que se practican en Obes Corporación:

Manga gástrica

Balón gástrico

Método APOLLO

Método ASPIRE

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de privacidad.