Bypass Gástrico o Cirugía de derivación gástrica

Cirugía de la Obesidad
Obesidad

  • Primera cita medica gratuita
  • Financiación hasta 60 meses
  • Atención las 24h los 365 días del año para pacientes
  • Seguimiento semanal durante 2 años: nutricional, psicológico y deportivo
  • Médicos especializados en obesidad con más de 20 años de experiencia y equipo multidisciplinar que te ayudará a conseguir tu éxito con el tratamiento

ASPECTOS POSITIVOS DEL BYPASS

  • Tratamiento con más de 30 años de historia
  • Operación de malabsorción que menos índice de riesgo tiene. Índice de éxito elevado a largo plazo
  • Efectos hormonales que favorecen la disminución de enfermedades asociadas a los problemas de sobrepeso
  • Es reversible, si el médico considera que el procedimiento no es viable después de haberlo aplicado

FICHA TÉCNICA DEL MÉTODO BYPASS

  • Tiempo aproximado de la intervención: de 1 a 2 horas
  • Tipo de Anestesia: General
  • Tiempo de Hospitalización: de 2 a 3 días
  • Recuperación laboral y social: De 5 a 9 días
  • Más de 3.000 cirugías de obesidad realizadas por nuestros médicos en toda España

En qué consiste el Bypass Gástrico, cómo funciona

Dentro de las operaciones para la obesidad esta es la técnica que se considera más efectiva.

Es considerada una cirugía bariátrica mixta. Esto implica una reducción del tamaño del estómago y una malabsorción. La malabsorción es un procedimiento indicado para pacientes con un IMC superior a 45 ya que consiste en evitar la absorción de los nutrientes de manera definitiva.

El paciente se llena rápidamente con un plato de postre (refiriéndonos a las dimensiones del plato), el alimento llega al estómago el cual hemos reducido en la operación y continúa hasta el intestino delgado por la desviación creada por el cirujano evitando la absorción de los alimentos o reduciéndola hasta un 30 – 50% según el paciente.

La desviación del intestino favorece cambios hormonales que facilitan mantener la sensación de saciedad y el control del hambre. Además favorece el bloqueo de la insulina que causa la diabetes, frecuentemente asociada con los problemas de sobrepeso.

Pacientes indicados para una cirugía de Bypass

Pacientes con un IMC entre 45 y 60 encontrándose en obesidad mórbida o extrema y que tengan entre 18 y 60 años.

Pacientes con una diabetes grave derivada de problemas de peso o con otras patologías asociadas, como varices, dolor de espalda y articulaciones, tensión alta, etc.

 

Pacientes para los que está contraindicada esta técnica

  • Problemas con el alcohol o drogas
  • Antecedentes de anorexia o bulimia
  • Padecer enfermedades de válvulas de corazón
  • Angina de pecho
  • Úlceras
  • Pacientes con expectativas poco realistas del procedimiento y sus resultados
  • Embarazo o encontrarse en periodo de lactancia
  • Padecer trastornos psiquiátricos graves

Paso a paso de una cirugía de Bypass

1.      Primera consulta médica gratuita: solicítala en nuestro formulario.

2.      Pre-tratamiento

Se realiza un estudio en profundidad del paciente sobre su historial clínico, historial de obesidad, perfil dietético y perfil psicológico, para conocer su compatibilidad con el tratamiento.

El paciente no debe consumir alimentos sólidos 12h antes de la intervención y ningún líquido 8h antes. No se recomienda fumar los días anteriores a su cita con la clínica.

Tampoco debe tomar anti-inflamatorios como ibuprofeno ni  fármacos anticoagulantes o de herbolario 15 días antes de la intervención. Si tiene posibles molestias consulte con su médico o con la atención 24h de la que dispone Obes Corporación.

Debe acudir a la clínica el día de la intervención sin maquillaje, cremas, esmalte de uñas, objetos metálicos ni lentes de contacto.

 

3.      Tratamiento

La intervención se realiza en dos pasos. Primero se divide el estómago en dos secciones aisladas, una parte superior más pequeña llamada reservorio (de 50 a 80 cc) y otra parte más grande pero que no suele extirparse que se denomina remanente.

El reservorio o zona superior del estómago resultante es el lugar donde se almacenaran los alimentos que ingiere. Después se realiza  una división de intestino en el yeyuno y se hace una desviación conectando parte del intestino delgado al reservorio. El resultado es una desviación del proceso digestivo con 3 asas o vías con apariencia de Y.

El asa alimentaria (Roux Limb) conecta el intestino con el reservorio (gastric pouch) y sirve como canal de paso del alimento, en este proceso no hay absorción pues no hay enzimas que lo permitan.

El asa bilopancreática conecta con el  estómago remanente y se encarga de movilizar los jugos gástricos y enzimas que permiten digerir y absorber los nutrientes.

Ambas vías se unen en el asa común ( small intestine common channel) que permite la unión entre los alimentos  y las enzimas y jugos gástricos. En esta fase es donde se absorben los nutrientes.

 

4.      Recuperación post cirugía

El paciente debe permanecer entre 2 o 3 días hospitalizado para garantizar su recuperación y evitar complicaciones.

Al despertar notará dolores a causa de la cirugía pero se tratan con analgésicos que le facilitará su médico. Las primeras horas postoperatorias se suministran diferentes líquidos y suero ya que no podrá ingerir nada por vía oral para asegurar su hidratación. A partir del segundo día ya puede comenzar a ingerir líquidos lo que dará inicio a una dieta líquida que se mantendrá durante 1 o 2 semanas.

Es importante que comience a caminar dos horas después de la operación y realice movimientos de flexión acostado para mantenerse despierto y facilitar la recuperación.

Resultados de Bypass

Pacientes tratados con un IMC a partir de 40 hasta 58 y el resultado de satisfacción es del  99 %. Contamos con una dilatada experiencia en estas técnicas de obesidad contando con mas de 3.000 pacientes operados y satisfechos a corto, medio y largo plazo.

Los resultados de pérdida de peso son muy variados pero generalmente elevados sobre todo los primeros meses tras el tratamiento.

De media los pacientes pierden 5kg a la semana los 4 primeros meses y un máximo de 3kg los meses posteriores.

Riesgos y complicaciones

El bypass como cirugía bariátrica se clasifica como cirugía mayor por lo cual implica ciertos riesgos propios de una operación regular. Es importante mencionar que a nivel mundial desde que nació este método hasta un 20% de los pacientes mostraron algún tipo de complicación además de la existencia de 2% de riesgo de mortalidad.

Los suplementos vitamínicos y de proteínas son indispensables para el resto de su vida además de realizar controles regulares para asegurar la buena salud del paciente. Normalmente entre 1 y 3 al día.

La pérdida de peso es muy rápida y elevada lo cual agrava el riesgo de empeorar en el post-operatorio ciertas patologías asociadas con la obesidad aunque largo plazo los pacientes muestran mejoras en varias enfermedades asociadas a la obesidad como diabetes o hipertensión.

Los pacientes pueden presentar algunos síntomas frecuentes pero de fácil solución como:

  • Síndrome de Dumping
  • Infección de las heridas
  • Estenosis del orificio de salida del estómago que requiera dilatación, o mareos después de ingerir líquidos azucarados
  • Vómito tras ingesta mayor de la recomendada
  • Diarrea
  • Déficit de hierro y vitamina B-12
  • Dolor o molestia abdominal
  • Fatiga
  • Dolor de hombro o torax
  • Deshidratación
  • Estreñimiento
  • Caída del cabello los primeros meses pero remite en poco tiempo.

Similitudes y Diferencias con otros tratamientos para la Obesidad

Banda Gástrica

Similitudes entre el Bypass gástrico y la Banda Gástrica:

Ambos tratamientos son reversibles. Aunque la banda precisa mantenimiento médico regular y el bypass no, pero su reversibilidad es más compleja pues precisa de una segunda operación que modifique por segunda vez el proceso digestivo.

Ambos son procesos bariátricos restrictivos aunque el bypass también incluye una parte de malabsorción que se realizan mediante laparoscopia.

Diferencias entre la el Bypass Gástrico y la Banda Gástrica:

Los procedimientos de cada tratamiento son totalmente diferentes. En el caso de la banda  se inserta una banda ajustable alrededor de la boca del estómago para reducir la ingesta de alimentos limitando su capacidad y la velocidad a la que pasan al estómago. El Bypass gástrico reduce el tamaño del estómago y realiza una desviación del intestino delgado para reducir la capacidad estomacal además de reducir la absorción de las calorías. Además, esta modificación en el proceso digestivo disminuye la secreción de insulina y de grelina.

La recuperación es más rápida en el tratamiento de  banda ya que solo necesita de unas 12 a 24h en hospitalización mientras que el bypass requiere permanecer varios días en la clínica.

Un estudio realizado en Estados Unidos demostró como los pacientes que se sometieron a un bypass gástrico perdían el 64% del exceso de peso tras un año comparado con el 36% de aquellos que se realizaron un tratamiento de banda gástrica. Este estudio también demostró como en ambos tratamientos las tasas de complicaciones fueros muy similares pero los resultados sugerían que la banda era un método más seguro debido a la diferencia de procedimiento.

 

Manga gástrica

Similitudes entre la Manga Gástrica y  Bypass:

Ambas cirugías bariátricas son restrictivas (reducen la capacidad del estómago), pero el bypass añade un proceso de malabsorción, que mantienen una larga trayectoria de investigaciones y seguimientos con índices de éxito elevados.

Tanto el bypass como la manga gástrica se recomiendan pacientes con una obesidad grave de un IMC superior a 35 lo que implica perdidas de peso muy elevado. Por ello mismo los dos tratamientos repercuten en el sistema hormonal debido al descenso drástico de peso.

Diferencias entre la Manga Gástrica y  Bypass:

El bypass además de reducir el tamaño del estómago como hace la manga realiza una desviación del tracto digestivo disminuyendo su capacidad ara absorber nutrientes y calorías por lo que los pacientes deben tomar suplementos nutricionales de por vida. La manga gástrica extirpa parte del estómago para conseguir forma de tubo reduciendo así su capacidad de dilatación, además de asociarse con menos problemas de malabsorción a largo plazo.

Se diferencian también en el tamaño del estómago resultante. La operación de manga gástrica reduce el tamaño hasta un 80% y el bypass gástrico dispone una capacidad del estómago de entre 50 y 80 cc.

El bypass gástrico suele implicar una pérdida de peso de entre un 60 y  80% del exceso de peso en los 3 primeros años, un porcentaje similar al de los pacientes que se sometieron a una manga gástrica quienes perdieron entre un 50 y un 70% en el mismo tiempo.

Los pacientes de manga gástrica pueden volver a su casa en 24 o 48 horas aproximadamente mientras que el bypass gástrico requiere de entre 2 o 3 días de hospitalización.

 

Plicaturas

Similitudes entre el Bypass gástrico  y Plicaturas (Pose y Apollo):

Ambos tratamientos buscan reducir la capacidad del estómago para lograr saciedad con menor cantidad de comida además de permitir su reversibilidad en caso de complicaciones o en el caso de las plicaturas por el paso del tiempo.

Diferencias entre el Bypass gástrico y Plicaturas (Pose y Apollo):

Las plicaturas son tratamientos que suelen utilizar vías endoscópicas para realizar pliegues en el estómago sobre sí mismo sin incisiones ni extirpaciones, su procedimiento es más sencillo que un bypass gástrico y por tanto requieren menos tiempo, entre 50 y 80 min. El bypass se realiza mediante laparoscopia, consiste en la reducción del tamaño del estómago dividiéndolo y aislándolo en dos partes y en una desviación del intestino que modifica todo el proceso digestivo implicando una malabsorción, este proceso es más complejo y por lo tanto requiere de más tiempo (entre 2 y 4h). Varios estudios han demostrado como las cirugías bariátricas, como el bypass, lograron mayor éxito en la pérdida de peso que las plicaturas además de actuar sobre la hormona ghrelina y  disminuir los niveles de insulina.

La recuperación post tratamiento de las plicaturas (POSE y APOLLO) es más rápida y menos dolorosa, entre 24 y 48h ya  pueden retomar su vida social y laboral. El Bypass considerado como una cirugía mayor precisa de hospitalización un par de días para prevenir posibles complicaciones y su recuperación puede  resultar algo molesta.

 

Balón gástrico

Similitudes entre el Bypass gástrico y el balón gástrico:

El balón intragástrico es un método restrictivo del que también tiene parte el bypass donde se busca la limitación de la capacidad estomacal.

Ambos tratamientos son reversibles, el balón suele extraerse del estómago tras varios meses después de su colocación dependiendo del tipo de balón mientras que el Bypass permite volver al  sistema digestivo a su estado anterior a la operación en casos de complicaciones o resultados adversos.

Diferencias entre la el Bypass Gástrico y el balón gástrico:

El bypass además de lograr antes la saciedad como hace el balón este tratamiento produce una malabsorción como operación bariátrica mixta y actúa sobre los niveles de ghrelina e insulina como han demostrado varios estudios.

El balón gástrico consiste en la colocación mediante endoscopia de un balón de silicona  deshinchado que se rellena dentro del estómago con suero, es un procedimiento sencillo que no requiere de anestesia general como en el caso del bypass sino de una sedación leve para evitar molestias y que no tarda más de 50 min. El bypass gástrico es una operación más compleja que se realiza por laparoscopia y consiste en la reducción del tamaño del estómago realizando una división de este en dos partes y desviando el tracto digestivo. Esta operación requiere algo más de tiempo, entre 2 y 3 h, y presenta un índice mayor de complicaciones o síntomas post tratamiento.

El  bypass gástrico se recomienda para personas con una obesidad grave que necesitan perder elevadas cantidades de peso mientras que los balones se recomiendan en casos de sobrepeso u obesidad moderada que deseen perder alrededor de 23 kg. Por ello los resultados de ambos tratamientos no resultan comparables pues las necesidades de los pacientes y los IMC sobre los que actúan son totalmente distintos. Sin embargo el uso de balones ha sido recomendado por varios especialistas como una vía para reducir parte del peso antes de someterse a una cirugía más complicada como el bypass para reducir los riesgos como el de la anestesia general  o de la agravación de ciertas patologías asociadas a la obesidad por una reducción de peso muy rápida.

Preguntas Frecuentes del Bypass

Es un proceso quirúrgico enfocado a la pérdida de peso en personas con problemas de obesidad o sobrepeso.

Los índices de éxito a largo plazo son destacables sobre otros métodos endoscópicos además de mostrar mejoras en los niveles de glucemia, presión arterial, colesterol, reducir y eliminar apneas del sueño y mejoras en el funcionamiento cardiaco.

Existen dos tipos de cirugía bariátrica, pueden aplicarse de manera aislada o combinarse entre sí:

Los tratamientos malabsortivos modifican el funcionamiento del aparato digestivo impidiendo la absorción de nutrientes. Como por ejemplo el Bypass o derivación gástrica.

Los tratamientos restrictivos modifican el tamaño del estómago. Como por ejemplo la manga gástrica.

El bypass es un tratamiento mixto, combina ambos tipos para lograr la pérdida de peso a largo plazo. Reduce el tamaño del estómago además de realizar una desviación del sistema digestivo.

La primera semana se recomienda seguir una dieta líquida para facilitar la recuperación del estómago que incluirá zumos de frutas, leche, sopa, yogur líquido, infusiones, polos, etc.

Tras recuperarse de la intervención y adaptarse a los puntos, comienzan a introducirse alimentos triturados. Algunos ejemplos son: quesos blandos (contenido graso inferior al 30%), purés, compotas, jamón, legumbres cocidas, papilla, huevos revueltos, etc.

A partir de la cuarta semana comienzan a introducirse alimentos blandos como el pollo cocido, pescado, cereal o puré.

Por último se introducen alimentos sólidos. Es importante en esta fase masticar bien los alimentos e introducirlos en la dieta progresivamente.

Es importante asegurar el consumo necesario de vitaminas y minerales tras este tratamiento.  Esta intervención es malabsortiva por lo que es necesario el consumo de complejos multivitamínicos que aseguren sus niveles correctos para el buen funcionamiento personal.

Los primeros días  es recomendable realizar paseos por la mañana y por la tarde aunque no esfuerzo físico intenso hasta las 4 o 6 semanas post tratamiento.

Al principio solo podrá realizar ejercicios de bajo impacto con el seguimiento de un entrenador personal para garantizar que esto no dañe los puntos. La introducción de nuevos ejercicios debe ser progresiva. Tras notar una mejora en el rendimiento físico y el médico asegura el buen estado del estómago y las cicatrices comienzan con ejercicios de una mayor intensidad combinando ejercicios de tonificación con los de gasto calórico (cardiovascular). El objetivo es convertir el ejercicio físico en una rutina semanal para lograr el éxito del tratamiento.

Es una complicación frecuente tras operación de reducción de estómago, principalmente del Bypass gástrico. También se conoce como síndrome de evacuación gástrica rápida ya que el estómagos se vacía demasiado rápido  hacia el intestino sin haber digerido completamente los alimentos lo cual provoca síntomas gastrointestinales como diarrea, nauseas, retortijones o cólicos. El Síndrome de Dumping muestra síntomas muy similares a una gastroenteritis como malestar general, sudoración, debilidad, mareos o hipoglucemia.

Este síndrome puede aparecer entre 15 y 30 minutos tras ingerir alimentos o dos o cuatro horas después de comer.

Para evitarlo puede seguir ciertos criterios de alimentación que le facilitará su médico como por ejemplo no beber durante las comidas, distribuir las comidas en 6 tomas a lo largo del día, limitar el consumo de azúcar, grasas saludables y carbohidratos simples, comer con tiempo y consciente, comprobar intolerancias a la lactosa.

Para tratar este síndrome el médico puede recetarle antidiarreicos adecuados según el paciente. En caso de que no se consiga solucionar estos problemas, el paciente debe someterse a una cirugía para revertir el bypass.

Es muy frecuente y totalmente normal. La reducción en la ingesta de calorías diarias afecta al organismo pues este debe amoldarse a la nueva situación. Normalmente los niveles de energía normales se reestablecen tras 6 u 8 semanas en las que el paciente ya puede ingerir todo tipo de alimentos y mantienen rutinas deportivas que ayudan a incrementar su metabolismo.

No es recomendable hasta un mes después de la operación para evitar sacudidas bruscas que puedan dañar los puntos.

Es conocida como la  “hormona del hambre”.  Se trata de una hormona sintetizada principalmente por el estómago y el páncreas y es la encargada de generar la sensación de hambre. Antes de las comidas aumenta y  se disminuye tras ingerir alimentos. La leptina es la hormona opuesta la grelina y es la responsable de la sensación de saciedad tras las comidas.

Normalmente después de un año tras someterse a una cirugía bariátrica el peso ya ha comenzado a estabilizarse y no existe riesgo para un embarazo seguro. Sin embargo se ha observado en varios estudios como la obesidad se asocia con varios problemas de fertilidad, generalmente tras una operación de reducción de peso los niveles hormonales suelen estabilizarse pero no siempre asegura recuperar los niveles habituales de fertilidad. Hay ciertos casos en los que mujeres que se han sometido a tratamientos de reducción de peso por cirugía no tomaron píldoras antoconceptivas y quedaron embarazadas antes de lo recomendable (un año, pues es el tiempo que debería tardar el cuerpo en estabilizar el peso).

El bypass gástrico en Y de Roux es totalmente seguro y compatible con un embarazo mientras se mantengan los niveles vitamínicos normales y se realicen revisiones y analíticas regularmente.

Es recomendable esperar 10 días tras la intervención que es lo que suele tardar en retirarse el dren abdominal. Tras ese periodo puede volar con total tranquilidad.

Muchos estudios han demostrado la efectividad de este método, sin embargo si el paciente continúa consumiendo elevada cantidad de carbohidratos, azúcares y grasas saturadas manteniendo además la vida sedentaria el peso perdido será muy bajo y existe posibilidad de recuperarlo a largo plazo. Como todos los tratamientos de pérdida de peso deben acompañarse de una reeducación de los hábitos alimentarios y de una vida activa.

Aunque los resultados obtenidos muestran perdidas de peso elevadas, los resultados varían según el paciente. Normalmente la pérdida durante el primer año es de hasta el 80% del exceso de peso, sin embargo la pérdida de peso comienza reducir su velocidad de manera natural  a medida que se aproxima a su IMC adecuado.

Rellena este formulario para pedir más información o tu Primera Cita Médica

 

Otros tratamientos de Obesidad relacionados:

Cirugía metabólica de la obesidad (diabetes)

Manga gástrica

Banda gástrica

Balón gástrico

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de privacidad.