Método APOLLO - Endo Sleeve

Métodos Endoscópicos
balon_intragastrico_un_año_obes_corporacion

  • Primera cita médica gratuita
  • Financiación hasta 60 meses
  • Cirujanos especializados en Obesidad con más de 20 años de experiencia
  • Atención al paciente 24h los 365 días del año
  • Más de 6.000 pacientes atendidos
  • Seguimiento SEMANAL durante 2 años: nutricional, psicológico y deportivo

ASPECTOS POSITIVOS DE ESTE MÉTODO

  • Técnica segura y poco invasiva
  • Menor dolor y riesgo de infección
  • Ausencia de cicatrices externas
  • Recuperación en un periodo menor
  • Corta estancia hospitalaria y rápida incorporación a tu vida

INFORMACIÓN BÁSICA MÉTODO APOLLO

  • Tiempo aproximado de la intervención: entre 50 y 80 minutos
  • Tipo de Anestesia: General
  • Tiempo de Hospitalización: de 24 a 48 horas
  • Recuperación: De 5 a 6 días
  • Mejor equipo de médicos especializado en Apollo en España

Qué es el método Apollo

El objetivo principal del método APOLLO (también conocido como Gastroplástica en manga por vía endoscópica, sistema Oversitch de Apollo, plicatura gástrica endoscópica o método Endo Sleeve) es conseguir la sensación de saciedad con mayor rapidez de lo habitual y con menor cantidad de alimentos gracias a una menor capacidad del estómago. Esta saciedad permite a paciente calmar su ansiedad por comer y centrarse en corregir los hábitos nutricionales con el apoyo de un equipo multidisciplinar. Para conseguirlo el paciente contará con la ayuda de nutricionistas, médicos, entrenadores y psicólogos que le acompañarán en este proceso.

Según un estudio publicado en la revista Endoscopy sobre este método, los pacientes que se sometieron a este tratamiento perdieron una media de 19,3 kg en los primeros 6 meses. Ninguno de los pacientes sufrió efectos adversos y todos recibieron el alta en menos de 24 horas. En España el estudio IMEO proporcionó resultados donde 55 pacientes perdieron una media de 19 kg en seis meses adeás de haber reducido considerablemente sus niveles de leptina en sangre.

metodoapolo_obescorporcaion_alicante

¿En qué consiste? ¿Cómo funciona?

El método APOLLO es un tratamiento endoscópico para la obesidad que permite reducir la capacidad del estómago un 40 – 50% realizando una plicatura (pliegue). Gracias a la última tecnología, se consigue hacer una sutura interna en el estómago que hace que éste quede replegado sobre sí mismo de la misma forma en que queda al realizar una manga gástrica.

El objetivo es limitar la capacidad del estómago para llegar antes a la sensación de saciedad con menor cantidad de comida. A partir de los 18 meses los puntos comienzan a deshacerse debido al ácido gástrico y el estómago comienza a recuperar su tamaño anterior al tratamiento. Por ello es tan importante esta saciedad  que facilita al paciente adoptar hábitos saludables en su vida diaria que constituyan una base para lograr el éxito del tratamiento.

Pacientes Indicados

El método APOLLO generalmente está recomendado a pacientes con un IMC de entre 30-42 que presenten un grado de obesidad 1. También se recomienda para pacientes que necesiten perder entre 15 y 35 kg y que no hayan obtenido resultados previos con tratamientos no quirúrgicos.

 

Este método estaría contraindicado para pacientes relacionados con:

  • Consumo de drogas o alcohol.
  • Embarazo
  • Obesos menores de 13 años y mayores de 70.
  • Tener un índice de masa corporal (IMC) inferior a 27.
  • Haber sido sometido previamente a una cirugía bariátrica.
  • Presentar anomalías anatómicas en la faringe y el esófago.
  • Estar en tratamiento con fármacos antiinflamatorios o anticoagulantes al sufrir enfermedades inflamatorias o determinadas enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.
  • Enfermedades que ponen en riesgo buena salud del paciente: ulceras gastrointestinales, lesiones de la mucosa gástrica, esofagitis, hernia de Hiato.
  • Padecer trastornos psiquiátricos o de alimentación.
  • Pacientes con obesidad mórbida en los que está contraindicada la cirugía bariátrica y que presentan enfermedades asociadas, como una cardiopatía severa, una insuficiencia renal o hepática, etc. Una pérdida rápida de peso puede ocasionar el agravamiento de estas patologías.

Paso a paso del tratamiento Apollo

1.      Primera consulta médica gratuita: solicítala en este formulario.

2.      Pre-tratamiento

Se realiza un estudio en profundidad del paciente respecto a su historial clínico, historial de obesidad, perfil dietético y perfil psicológico, para conocer su compatibilidad con el tratamiento.

Se realiza una consulta con el anestesiólogo para comprobar que no existen riesgos ni incompatibilidades.

Los 4 días anteriores al tratamiento deberá consumir omeprazol en función de las recomendaciones de su médico para prevenir problemas en el estómago durante y después del tratamiento.

Antes del tratamiento, se le realiza al paciente una exploración de la cavidad gástrica (endoscopia) para detectar posibles úlceras, gastritis o ernias.

Los pacientes deben acudir en ayuno a la operación.

3.      Tratamiento y hospitalización

El paciente debe acudir a la clínica sin maquillaje ni pendientes ni objetos metálicos. Se aplica una anestesia general y por vía endoscópica se realiza una plicatura en el estómago uniendo la cara interna de éste mediante puntos con el fin de reducir su tamaño.

El paciente despierta en las 2 primeras horas tras finalizar la plicatura y comienza a levantarse y caminar. Transcurridas 4 comienza a ingerir líquidos para hidratarse.

En unas 24h puede regresar a su casa y desde las 48h puede incorporarse a la vida social y laboral, según diga el médico.

4.      Post tratamiento las 4 primeras semanas

Tras la intervención es normal que aparezcan algunas molestias leves como vómitos, náuseas o dolor abdominal que remiten normalmente a las 48h. Existe la posibilidad de que aparezca sangrado gástrico como consecuencia de los puntos en las primeras 24h. Para reducir estos posibles síntomas el médico puede recetarle omeprazol.

Tras 48h ya puede incorporarse a la vida social y laboral pero no es recomendable la realización de actividades intensas o que impliquen levantamiento de pesas hasta pasadas 3 semanas. Tras incorporarse a su rutina habitual debe comenzar con paseos de  60 minutos para comenzar a  acostumbrar a su cuerpo a la actividad.

Comenzará con una dieta líquida durante los primeros días que introducirá alimentos de mayor consistencia progresivamente bajo supervisión y prescripción de su nutricionista.

5.      Post tratamiento a largo plazo

A partir de la 4ª semana ya puede comenzar a ingerir alimentos sólidos y disfrutar de una dieta normal con las recomendaciones de su nutricionista, comenzando a adquirir nuevos hábitos alimentarios.

Alrededor de la tercera semana se comienzan a introducir ejercicios de mayor intensidad en las rutinas de entrenamiento que permiten adquirir rutinas de entrenamiento y comenzar con el acondicionamiento físico.

Obes Coporación realiza un seguimiento semanal multidisciplinar durante 2 años: nutricional, deportivo y psicológico para garantizar el éxito del tratamiento.

Tras 18 meses los puntos comienzan a romperse debido a la tensión producida por la ingesta de alimentos  y el estómago vuelve a su tamaño previo, por ello debe haber una alta implicación del paciente en el cambio de hábitos saludables para no recuperar el peso perdido y continuar con la perdida a largo plazo.

Beneficios del método Apollo

Beneficios físicos:

  • Reducción de la presión arterial alta
  • Control de la diabetes
  • Reducción del riesgo de sufrir enfermedades coronarias
  • Reducción de los niveles de colesterol
  • Disminución o desaparición de los dolores musculares

Beneficios psicológicos:

  • Más seguridad y confianza
  • Mayor autoestima
  • Disminución de la ansiedad
  • Mejora de las relaciones sociales

Diferencia con otros métodos para tratar la Obesidad

Manga gástrica

Similitudes entre la Manga Gástrica y el Método Apollo:

Ambos tratamientos buscan una reducción de estómago de manera efectiva y reducir los niveles de grelina para conseguir el objetivo de saciedad en el paciente mucho antes de lo habitual con menores cantidades de comida.

Ambos tratamientos requieren de anestesia general.

Diferencias entre la Manga Gástrica y el Método Apollo:

El método Apollo precisa de una intervención más breve, 60 minutos, que la manga gástrica 1 a 2 horas.

La manga gástrica reduce la capacidad del estómago un 80% de su tamaño normal, una reducción mayor que la que se consigue con el método Apollo pues este reduce el tamaño, por via endoscópica, uniendo la cara interna de este mediante puntos y la manga gástrica, mediante laparoscopia, elimina el bolsón que permite la dilatación del estómago. Esta eliminación del bolsón tiene doble función: reducir tamaño del estómago para producir saciedad muy rápidamente y suprimir la producción de la hormona grelina causante de estimular el apetito. Por ello varios estudios muestran como como la manga produce una mayor pérdida de peso que las plicaturas gástricas.

La recuperación del método Apollo es mucho más rápida ya que en 24 el paciente puede volver a su casa. La manga gástrica precisa de hospitalización un par de días para prevenir posibles complicaciones.

La manga gástrica es un tratamiento definitivo ya que se extirpa una parte del estómago mientras que el método Apollo es reversible pues los puntos que realiza en el estómago comienzan a romperse a los 18 meses aproximadamente y el estómago recupera su tamaño previo al tratamiento.

 

Plicatura gástrica Mini-invasiva

Similitudes entre la Plicatura gástrica mini-invasiva y el Método Apollo:

Ambas requieren anestesia general y requieren 50-80 minutos de intervención. Comparten objetivo reducir el tamaño del estómago.

Diferencias entre Plicatura gástrica mini-invasiva (laparoscópica) y el Método Apollo:

La plicatura gástrica laparoscópica es definitiva, los puntos que se realizan en el estómago no se rompen, por el contrario, el método Apollo es reversible ya que los puntos que realiza en el estómago comienzan a romperse a los 18 meses aproximadamente y el estómago recupera su tamaño previo al tratamiento. A pesar de considerarse la plicatura como un método definitivo existe la posibilidad de que se suelten los puntos en un 10% de los casos debido a que el paciente fuerce demasiado el estómago y esto le produzca vómitos.

Utiliza técnicas diferentes, Apollo utiliza un la vía endoscópica y la plicatura se realiza mediante laparoscopia mini invasiva.

También difieren en el modo de reducir el tamaño del estómago. El método Apollo reduce el tamaño realizando pequeños pliegues en la cara interna de este mediante puntos y la plicatura gástrica modifica el estómago para conseguir una forma tubular plegando el estómago sobre si mismo.

 

BIG (Balón Instragástrico)

Similitudes entre el Balón Gástrico y el Método Apollo:

Ambos tratamientos se realizan por vía endoscópica y tienen como objetivo reducir la capacidad del estómago para lograr la saciedad mucho antes de lo habitual.

No requieren cirugía por lo que son menos invasivos y por ello no producen heridas externas además de contar con una rápida recuperación.

Ambos tratamientos requieren un cambio de hábitos que implique una dieta equilibrada y un plan de ejercicio físico.

Diferencias entre el Balón Gástrico y el Método Apollo:

El balón gástrico requiere una sedación leve para una intervención de 20 minutos, mientras que el método Apollo se realiza bajo anestesia general para una intervención de 50 minutos.

Tras colocar el Balón intragástrico el paciente puede volver a casa tras un breve periodo en observación, con el método Apollo debe permanecer 24-48H en la clínica.

El balón gástrico se recomienda en pacientes que deseen perder entre 15 y 25 kg. El método Apollo se indica para pacientes con una mayor obesidad, a partir de un IMC superior a 30.

 

Método POSE

Similitudes entre el Método Pose y el Método Apollo:

Ambas se realizan mediante endoscopia y con anestesia general. Comparten un objetivo, la reducción de la capacidad gástrica.

Se consideran menos invasivas que la cirugía laparoscópica o bariátrica ya que no se realizan incisiones ni cortes. Por lo que el tiempo de recuperación es mucho menor.

Diferencias entre el Método Pose y el Método Apollo:

Aunque ambas buscan reducir el tamaño del estómago, con el método Apollo se reduce más su capacidad, 50%, que con el Método Pose, reduce un 10% el tamaño natural,  ya que el procedimiento también es diferente, el método Pose realiza 4 suturas para formar un pliegue en el estómago mientras que el Método Apollo realiza una sutura continua para dejar el estómago con forma tubular.

Preguntas Frecuentes relacionadas

La endoscopia no precisa de incisiones para realizar las acciones necesarias dentro del cuerpo del paciente por lo que no deja marcas ni cicatrices.  Como no precisa de puntos de sutura en el exterior facilita la rápida recuperación del paciente y que la hospitalización sea innecesaria o mínima. Los tratamientos endoscópicos se consideran menos invasivos pues no necesitan de la realización de aperturas que dañan múltiples capas de tejido corporal.

Es la hormona responsable de generar la señal de saciedad en el cerebro. Su objetivo principal es inhibir la ingesta de alimentos e incrementar el gasto calórico para mantener constante el peso corporal.

Las personas que padecen obesidad presentan niveles más altos de esta hormona debido a un mayor porcentaje de grasa corporal.  Debido a estos altos niveles, estas personas desarrollan la capacidad de resistencia a la señal que emite la hormona.

Estudios han demostrado que tras aplicar el método APOLLO se redujeron considerablemente los niveles de leptina en sangre, lo que favorecía la capacidad del organismo de detectar la señal de saciedad.

Este tratamiento es temporal. Aunque los materiales utilizados son de duración indefinida y capaz de resistir el ácido del estómago, la capacidad gástrica (el estómago) tiende a dilatarse progresivamente a medida que el paciente incrementa las cantidades de comida, deshaciendo los puntos debido a la tensión. Es necesario limitar el volumen de la ingesta de alimentos para mejorar la durabilidad del tratamiento.

El paciente debe continuar con los hábitos y rutinas adquiridas en el proceso de pérdida de peso durante los 18 meses con los que ha contado con un estómago de menor tamaño.

Tras la intervención es normal que aparezcan algunas molestias leves como vómitos, náuseas o dolor abdominal que remiten normalmente a las 48h.

Existe la posibilidad de que aparezca sangrado gástrico como consecuencia de los puntos en las primeras 24h.

Como el estómago une varias partes del mismo existe un riesgo mínimo de que se produzca sobre crecimiento bacteriano, gastricis y similares que requieran tratamiento farmacológico siempre bajo la supervisión de su médico.

La medida orientativa es de un plato de postre o medio plato llano. Esto varía en función del paciente y de los alimentos que está consumiendo, por ello es muy importante seguir las indicaciones de su nutricionista y optimizar las comidas para sentirse saciado pero con el aporte nutricional necesario.

Los materiales utilizados son de duración indefinida y capaz de resistir el ácido del estómago, pero la capacidad gástrica (el estómago) tiende a dilatarse progresivamente a medida que el paciente incrementa las cantidades de comida y con ello  a deshacer los puntos. Por ello es  necesario limitar el volumen de la ingesta de alimentos para mejorar la durabilidad del tratamiento.

La pérdida de peso media es de 1kg a la semana. Durante el tratamiento los pacientes pierden entre 10 y 35 kg, depende de la persona. Algunos factores que pueden contribuir a mejorar sus resultados son el compromiso con los especialistas en cuanto a nutrición, entrenamiento y psicología. Cuanto menos fuerce el estómago intentando comer grandes cantidades, más duraran los puntos, por lo cual más tiempo contando con la ayuda de un estómago pequeño fácil de saciar.  Existe la posibilidad de que recupere el peso perdido cuando se abran los puntos y el estómago vuelva a su tamaño normal si el paciente no modifica sus costumbres de alimentación y sedentarismo. Por ello es tan importante la implicación del paciente con el tratamiento.

Al igual que otros tratamientos de reducción de estómago debe mantenerse una dieta progresiva y equilibrada supervisada por un nutricionista.

Tras la colocación de los puntos se mantiene una dieta líquida durante 1 o dos semanas para facilitar la recuperación del estómago. Esta dieta incluye alimentos como: leche, yogures, sopa, zumos, etc.

Tras recuperarse de la intervención y adaptarse a los puntos, comienzan a introducirse alimentos de consistencias blandas o trituradas. Algunos ejemplos son: quesos blandos (contenido graso inferior al 30%), purés, compotas, jamón, atún en lata, legumbres cocidas, papilla, etc.

Por último se introducen alimentos “normales” progresivamente. Se recomienda introducir: pescado, ternera, arroz, pollo, verduras cocidas, pasta, etc.

El paciente debe mantener unos criterios en su alimentación tras el método APOLLO que irá asumiendo  gracias al apoyo de un nutricionista. Debe ser una dieta equilibrada y saludable, restringida en calorías, fraccionada en 6 comidas, elevada cantidad de proteínas, asegurar la buena hidratación.

Algunas pautas comunes entre los pacientes es el empleo de cocinas ligeras, evitar dulces y bollerías, restringir consumo de alcohol y el consumo libre de proteínas bajas en grasa  y verduras.

Obes Corporación dispone de  servicio de atención 24h para consultas sobre qué alimentos puede ingerir antes, durante y después del tratamiento.

Se recomienda esperar 3 4 semanas antes de iniciar actividades intensas o que impliquen levantamiento de peso. Por ello debe comenzar con paseos ligeros de 60 minutos almenos 3 veces por semana.

Los ejercicios deben ser progresivos. Cuando su médico le indique se ha recuperado totalmente de los puntos su entrenador físico introducirá nuevos ejercicios que permitan mejorar su rendimiento físico. Cuando su entrenador considere que tiene un buen rendimiento comenzará con ejercicios de una mayor intensidad muscular combinando ejercicios de tonificación con los de gasto calórico (cardiovascular). Un ejemplo seria combinar un entrenamiento leve de pesas con clases de zumba o spinning. O combinar clases de elíptica con clases de tonificación (GAP, Pilates, yoga, como ejemplo.) se debe priorizar el ejercicio cardiovascular para maximizar la pérdida de peso.

El objetivo es convertir el ejercicio físico en una rutina semanal. Es recomendable realizar sesiones de 45 minutos, cinco veces a la semana. En mejorar los resultados físicos y obtener el peso deseado es suficiente realizar sesiones de 60 minutos tres veces a la semana.

Sólo pueden realizar ejercicios de bajo impacto con el seguimiento de un entrenador personal, Si acude a su propio gimnasio los entrenadores personales de la clínica pueden ponerse en contacto con su entrenador habitual para seguir las recomendaciones y pautas básicas para no dañar el balón.

Es recomendable para lograr el éxito del tratamiento mantener una vida activa y comenzar a implantar nuevos hábitos, la liberación de feromonas estimula sensación de bienestar en el paciente.

Técnica médica indolora, implica una sedación leve para evitar molestias, que consiste en la introducción de una cámara o lente dentro de un tubo o endoscopio a través de un orificio natural, una incisión quirúrgica o una lesión para la visualización de un órgano hueco o cavidad corporal.

Conoce otros métodos que se practican en Obes Corporación en su UNIDAD DE OBESIDAD:

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de privacidad.