Método ASPIRE

Métodos Endoscópicos
metodo-aspire-obescorporacion_alicante

  • Primera cita medica gratuita
  • Financiación hasta 60 meses
  • Atención las 24h los 365 días del año para pacientes
  • Seguimiento semanal durante 2 años: nutricional, psicológico y deportivo
  • Médicos especializados en obesidad con más de 20 años de experiencia y 3.000 casos tratados en España

VENTAJAS

  • Se trata de un procedimiento totalmente reversible.
  • Permite que el paciente pueda hacer vida normal al momento.
  • Favorece la asimilación de un nuevo estilo de vida.
  • Intervención sencilla.

INFORMACIÓN

  • Tiempo aproximado de la intervención: entre 20 muntos y 1 hora
  • Tipo de Anestesia: General
  • Tiempo de Hospitalización: 1 noche
  • Recuperación: De 5 a 6 días

En qué consiste y cómo funciona el Método ASPIRE

El Método ASPIRE, también conocido como bypass externo o AspireAssist, es un tratamiento novedoso que cuenta con la aprobación de la Administración para Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos.

Consiste en la colocación en el estómago de un tubo conectado a una válvula situada en el exterior del abdomen.

Esta válvula permite vaciar el contenido del estómago hasta un 30% antes de su tránsito normal evitado así la absorción de las calorías ingeridas. 20 minutos después de ingerir alimento el paciente conecta la válvula a un mecanismo portátil y “aspira” el alimento almacenado en el estómago para desviarlo al inodoro. Esta aspiración tarda entre 5 y 10 minutos.

Pacientes indicados

Pacientes con índice de masa corporal (IMC) superior a 40 que no hayan tenido éxito con métodos alternativos como dieta y ejercicio o Personas con un IMC de 35 que padezcan enfermedades asociadas a la obesidad y dificulten su vida diaria como diabetes, apnea del sueño, hipertensión, problemas cardiacos, etc.

Para quién está contraindicado este método:

  • Consumo de drogas o alcohol.
  • Embarazo
  • Obesos menores de 13 años y mayores de 70.
  • Tener un índice de masa corporal (IMC) inferior a 30.
  • Alergia a la silicona.
  • Haber sido sometido previamente a una cirugía bariátrica.
  • Presentar anomalías anatómicas en la faringe y el esófago.
  • Estar en tratamiento con fármacos antiinflamatorios o anticoagulantes al sufrir enfermedades inflamatorias o determinadas enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.
  • Enfermedades que ponen en riesgo buena salud del paciente: ulceras gastrointestinales, lesiones de la mucosa gástrica, esofagitis, hernia de Hiato.
  • Padecer trastornos psiquiátricos o de alimentación como anorexia o bulimia.

Paso a paso del tratamiento

1.      Primera consulta médica gratuita: solicítala aquí.

2.      Pre-tratamiento

En cualquier cirugía que se le vaya a someter a un paciente a una anestesia deberá acudir en ayunas de 8h.

No debe ingerir alimentos ni líquidos 8h antes de la intervención. Tampoco puede tomar anti-inflamatorios como ibuprofeno ni otros fármacos anticoagulantes o de herbolario 15 días antes de la intervención. Si tiene posibles molestias consulte con su médico o con la atención 24h de la que dispone Obes Corporación. Debe dejar de fumar los días previos a su cita para la intervención.

Debe acudir el día de la cita sin maquillaje, cremas, esmalte de uñas o lentes de contacto. Es recomendable acudir acompañado para la vuelta a casa ya que puede tener molestias o sentir adormecimiento.

Se realiza un estudio en profundidad del paciente respecto a su historial clínico, historial de obesidad, perfil dietético y perfil psicológico, para conocer su compatibilidad con el tratamiento.

3.      Tratamiento y hospitalización

La colocación del sistema Aspire se realiza mediante endoscopia y con una sedación leve. Se introduce un tubo (A-Tube) desde el estómago hasta la pared abdominal, donde se realiza una incisión de 1cm, para conectar con una válvula del tamaño de una ficha de póquer (Skin-Port).

Entre 10 y 14 días después de la intervención se le coloca al paciente la válvula Skin-Port y comienza el tratamiento. Esta válvula permite al paciente abrirse y cerrarse para vaciar parte del contenido del estómago en el inodoro mediante un dispositivo portátil que le facilita su médico.

Tiene incorporado un contador de aspiraciones para asegurar un máximo de 3 aspiraciones al día y la visita al médico para realizar un control cada 5 semanas.

4.      Post tratamiento

La zona de la válvula es una herida abierta y por lo tanto debe mantenerse limpia y seca lo máximo posible para evitar infecciones durante todo el proceso. Su médico le indicará como realizar su cuidado y mantenimiento. Es normal que puedan surgir otros síntomas o molestias las semanas posteriores a su colocación, debe consultar siempre con su médico para tratarlas eficazmente.

Tras las comidas principales el paciente se retira a la intimidad del baño y abre la válvula. Se conecta un dispositivo portátil de pequeño tamaño a la válvula y comienza a aspirarse el alimento digerido para desviarlo al inodoro, este proceso suele tardar entre 5 y 10 minutos.

Este sistema permite vaciar el contenido del estómago hasta un 30% antes de su tránsito normal evitado así la absorción de las calorías ingeridas. Debe intentar aproximarse lo máximo posible a los 20 minutos después de comer para realizar la aspiración. Si se olvida de hacer la aspiración puede realizarla hasta una hora más tarde.

Imagen similar de cómo queda la válvula en la barriga y como se vacía.

5.      Retirada

El tratamiento está pensado para 18 o 24 meses aunque puede prolongarse más tiempo. En el caso de que antes se pierda el peso deseado o existan complicaciones médicas puede retirarse antes. Se recomienda interrumpir los aspirados dos o tres meses antes de la retirada  para determinar si puede mantenerse la pérdida de peso.

El proceso de retirada es sencillo, solo requiere de 15 minutos y de sedación consciente. El orificio donde se encontraba la válvula de vaciado se cierra de manera natural por sí solo.

Riesgos y efectos secundarios

El tratamiento supone una opción con índice bajo de riesgos médicos pero pueden surgir complicaciones leves que son frecuentes pero de rápida solución.

  • Malestar abdominal.
  • Estreñimiento/diarrea
  • Infección o inflamación de la zona donde se sitúa la válvula.
  • Anemia
  • Fístula. Normalmente tras extracción del tubo.
  • Hinchazón, gases o calambres.
  • Náuseas y vómitos
  • Hemorragia en la zona abdominal donde se encuentra la válvula.

Diferencias con otros métodos para la obesidad

Método Apollo

Similitudes entre Método Aspire y el Método Apollo:

Ambos tratamientos utilizan la vía endoscópica para intervenir en la zona estomacal además de ser reversibles. Las suturas que se aplican en el método Apollo comienzan a romperse a partir de los 18 meses y el método Aspire retira el dispositivo tras 18 o 24 meses. Permiten recuperaciones rápidas y menos dolorosas que las cirugías bariátricas por lo que se contempla como alternativas a éstas.

Diferencias entre Método Aspire y el Método Apollo:

El Método Apollo requiere anestesia general y dura más tiempo, de 50 a 80 minutos, el Aspire solo precisa de 20 minutos y una sedación leve.

Aunque utilicen la misma vía de intervención, endoscopia, el procedimiento es totalmente distinto. El Apollo se clasifica como plicatura ya que se basa en la realización de suturas en el estómago que modifican su forma para reducir su capacidad. El método Aspire introduce un tubo en el estómago que se conecta con el exterior de la pared abdominal donde se coloca una válvula para realizar vaciados o aspiraciones de hasta el 30% del contenido estomacal.

 

BIG (Balón Instragástrico)

Similitudes entre el Balón Gástrico y el Método Aspire:

Ambas utilizan sedación leve para aplicar dispositivos de sencilla colocación en el estómago y por tanto no toma más de 30 minutos su intervención. Además de optar por la misma vía de intervención, la endoscópica.

Ambos métodos son reversibles de manera sencilla en procedimientos que no duran más de 20 minutos.

Diferencias entre el Balón Gástrico y el Método Aspire:

El balón gástrico coloca un balón de silicona relleno de solución salina en el interior del estómago con el fin de limitar su capacidad  sentirse saciado antes con menor cantidad de alimento. El método Aspire introduce un tubo de silicona en el estómago que conecta con el exterior de la pared abdominal mediante una válvula por la cual se vacía el contenido estomacal  mediante un dispositivo portátil.

A pesar de que ambos son reversibles varían en su durabilidad. El balón gástrico se retira entre 3 y 12 meses después de su colocación dependiendo del tipo de balón y del paciente, el sistema Aspire está pensado para durar entre 18 y 24 meses.

Los resultados también varían, los balones están pensados para problemas de sobrepeso u obesidad moderada que necesiten perder entre 10 y 23 kg. El Método aspire se indica en pacientes con un IMC superior, a partir de 40, con obesidad moderada o grave.

 

Cirugías bariatricas

Similitudes entre las cirugías bariátricas y el Método Aspire:

Al igual que es bypass este método consiste principalmente en la reducción de calorías que absorbe el organismo. Por ello se conoce como bypass externo, pero a diferencia de este no causa malabsorción ya que no se realizan modificaciones en el intestino y solo se absorbe u 30% de la ingesta.

Es un método fácilmente reversible a diferencia de las cirugías que en algunos casos son irreversibles o de complicada intervención como el bypass o la banda.

A pesar de ser un tratamiento endoscópico se recomienda en pacientes con un IMC elevado en situación de sobrepeso, al igual que las cirugías.

Diferencias entre las cirugías bariátricas y el Método Aspire:

Las cirugías bariátricas se realizan mediante anestesia general y por vía laparoscopia ya que se trata de intervenciones más complejas, con ello también implican mayor riesgo médico.  Sin embargo el sistema Aspire se realiza bajo sedación leve en una intervención que no dura más de 20 minutos. No solo tiene un índice menor de complicaciones médicas durante y después del tratamiento, sino que también su recuperación es más rápida y menos dolorosa en comparación.

Este tratamiento no implica na malabsorción de los alimentos como es frecuente en cirugías de manga o bypass interno con lo que no debe tomar complementos vitamínicos de por vida.

Requiere cierto mantenimiento y cuidado especialmente de la válvula y por el auto vaciado del contenido del estómago, normalmente las cirugías bariátricas no precisan tanta atención con lo que uno se olvida de existencia, sin embargo es comparable con la banda gástrica la cual también necesita de visitas regular a su médico para ajustar la solución salina.

Preguntas frecuentes

Este tratamiento está indicado para pacientes con un índice de masa corporal superior a 40 con lo cual se encuentran en una obesidad moderada. Por ello los resultado de pérdida de peso suelen elevados, los pacientes llegan a perder hasta el 49% del exceso de peso en el primer año según un estudio estadounidense realizado sobre 18 sujetos que pretendía evaluar la seguridad y la eficacia de la terapia de aspiración en personas con obesidad. Este estudio demostró como la pérdida de peso era una media de 21 kilos el primer año y 23 kilos pasados 2 años.

Puede llevar una dieta totalmente normal pero teniendo en cuenta que el éxito del tratamiento a largo plazo se basa en una modificación de hábitos y costumbres hacia opciones más saludables. Por ello debe consumir alimentos reducidos en grasa y azúcares y priorizar el consumo de verduras y fruta.

Solo se aspiran las 3 comidas principales por lo que debe tener cuidado con los aperitivos y elegir opciones saludables bajas en calorías, grasas y azúcares. A medida que comienza a comer de manera más saludable puede reducir la frecuencia de las aspiraciones.

Debe intentar aproximarse lo máximo posible a los 20 minutos después de comer para realizar la aspiración. Si se olvida de hacer la aspiración puede realizarla hasta una hora más tarde.

Como medida de seguridad, la válvula cuenta con un contador que limita el número de veces que se puede aspirar. Por ello el paciente debe acudir a su médico cada 5 semanas para realizar un control y poner en funcionamiento el contador.

Pocos días después de la intervención el paciente puede recuperar su vida normal ya que no limita las actividades normales ni el ejercicio físico, a excepción de algunos pocos deportes como el buceo de profundidad o de apnea. Debe recordar que como en toda intervención médica debe esperar dos semanas a levantar peso superior a 15 para asegurar la recuperación de las cicatrices o suturas.

Conoce otros métodos para la obesidad que se practican en Obes Corporación:

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de privacidad.