Peeling facial, tratamiento estético

Medicina Estética Facial
tratamiento peeling

  • Primera cita médica gratuita
  • Financiación hasta 60 meses
  • Doctores especializados
  • Atención personalizada
  • Más de 20 años de experiencia

VENTAJAS DEL PEELING FACIAL

  • Permite una limpieza más profunda
  • Mejora la textura y aspecto de la piel oxigenándola
  • Suaviza las arrugas
  • Acelera la renovación celular
  • Permite eliminar manchas
  • Regula la secreción de grasa, estando indicado para el tratamiento de acné
  • Aumenta la producción de colágeno
  • Permite tratar cicatrices de acné y estrías

INFORMACIÓN TÉCNICA DEL PEELING FACIAL

  • Duración: 30 minutos
  • Anestesia: Sin anestesia
  • Hospitalización: Sin hospitalización
  • Recuperación laboral y social: Inmediata

¿En qué consiste el peeling facial?

La palabra “peeling” se traduce como descamación o exfoliación, y consiste en la utilización de sustancias químicas sobre la piel para renovar la epidermis y poder así eliminar imperfecciones y favorecer un color uniforme.

Normalmente se utilizan diferentes ácidos (glicólico, salicílico, mandélico, resorcina, tricloracético, fenol, etc.) en función de los resultados que se busquen, del tipo de piel, del estado cutáneo, de la edad y del historial clínico.

Se recomienda no haber tomado el sol ni rayos UVA el mes anterior a la cita ni haber tenido exfoliaciones ni limpiezas faciales en las dos semanas previas.

Es un tratamiento rápido y prácticamente indoloro aunque puede sentir cierto escozor. La piel puede tener una apariencia enrojecido los primeros días y tener cierta descamación para dar paso a nueva capa de piel más hidratada y sana.

Es importante que siga las indicaciones de su médico tras el tratamiento, especialmente en la hidratación y protección del sol. El peeling se puede realizar en cualquier época del año pero lo ideal es en otoño e invierno para evitar el contacto con el sol.

Los efectos del peeling facial son duraderos aunque se recomiendan sesiones de recuerdo.

Tipos de Peeling

Peeling superficial:

Este tipo de peeling busca la regeneración cutánea eliminando células muertas de las capas superficiales de la piel. Consigue dar uniformidad al tono y ayuda a controlar el acné y las secreciones sebáceas.

Normalmente los peelings superficiales se hacen con ácido glicólico, un derivado de la caña de azúcar.

Peeling medio:

Este tipo de exfoliación elimina las células de la piel que conforman la epidermis, así como partes de la capa media de la piel.

Permite eliminar manchas, cicatrices post-acné y post-varicela, y arrugas moderadas. También ayuda a controlar el acné, las foliculitis y las secreciones sebáceas.

Entre los peelings medios el más conocido emplea una solución de ácido tricloroacético (ATC).

Es posible repetir un peeling químico medio una vez transcurridos 1 mes.

Despigmentante:

Es una buena indicación para el tratamiento de manchas tipo melasma y cloasma.

Para su realización, se utilizan fórmulas magistrales cuyo principal componente es la hidroquinona.

Es importante tener en cuenta que este producto es bastante fuerte, por lo que la piel debe protegerse del sol durante varios meses después del tratamiento.

Conoce otros métodos de tratamiento de la obesidad que se practican en Obes Corporación:

Carboxiterapia Facial

Hilos Tensores

Toxina Butolínica

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de privacidad.